Paso a paso: Aprende a preparar una torta de piña


Una torta de piña jugosita. Eso es lo que se logra con la receta que Verónica Rebata comparte con nosotros en el último post del blog Rincón Repostero.

Esta receta me encanta porque queda "jugosita", no como otras tortas de piña que parecen un pedazo de queque seco con una piña mustia pegada encima. Es súper fácil de preparar y viene con decoración incorporada... ¡Perfecta para cualquier ocasión!

Ingredientes para la cobertura de piña:

1/4 taza de mantequilla sin sal
1 taza de azúcar rubia
1 lata (500 gramos) de piña en rodajas en jugo. Para mi molde utilizo nueve rodajas en total. Si no consigues piña enlatada en jugo y solo encuentras en almíbar, reduce la cantidad de azúcar rubia en la masa, no en la cobertura.
7 cerezas marrasquino (opcional)

Ingredientes para la masa:

75 gramos (aprox. 1/2 taza más 2 cucharadas) de harina sin preparar
75 gramos (aprox. 1/2 taza más 2 cucharadas) de harina integral. *Puedes reemplazarla por harina sin preparar*
2 cucharadas de maicena
1/2 cucharadita de bicarbonato de soda
1/2 cucharadita de sal
3 huevos
1/2 taza de mantequilla sin sal
3/4 taza de azúcar rubia
1 cucharadita de esencia de vainilla
1/4 taza de yogur natural
1/4 taza del jugo de la lata de piña
1/4 taza de azúcar blanca

Preparación:

1. Precalienta el horno a 165ºC (325ºF).

2. Engrasa bien un molde de 20 a 25 cm de diámetro y cubre el fondo del molde con un pedazo de papel manteca cortado al tamaño del molde.

3. Derrite la mantequilla (puedes hacerlo en el microondas, 30 segundos a máxima potencia suele ser suficiente) y viértela sobre el papel manteca. Agrega la taza de azúcar rubia y, utilizando un tenedor, espárcela hasta cubrir bien el fondo del molde.

4. Con cuidado, acomoda las rodajas de piña. Yo utilizo 7 enteras y las otras 2 las corto en pedacitos para cubrir, lo mejor posible, los huecos que quedan.

5. Si estás utilizando cerezas, colócalas en el centro de cada rodaja de piña. Deja el molde a un lado y prepara la masa.

6. Cierne juntos los ingredientes secos (harina, maicena, sal y bicarbonato). Reserva.

7. Separa las yemas de las claras. Como siempre, ten cuidado al hacerlo para que no te quede ni un poquito de yema en las claras, o no van a levantar al batirlas.

8. En un recipiente grande coloca la mantequilla y el azúcar rubia. La mantequilla debe estar relativamente blanda, pero no derretida. Si la acabas de sacar de la refrigeradora, métela entre 5 y 10 segundos en el microondas para que se ablande un poco.

Bate el azúcar y la mantequilla con una cuchara de madera (o con la batidora si prefieres) hasta que la mezcla esté cremosa y de color claro. Te va a tomar unos 5 minutos si lo haces a mano.

9. Agrega las yemas y la vainilla, y mezcla bien.

10. En una jarra o taza, mezcla el yogur natural con 1/4 taza del jugo de la piña hasta que quede un líquido espeso y homogéneo.

11. Agrega un tercio de los ingredientes secos a la mezcla de mantequilla, azúcar y yemas. Con una espátula mezcla con cuidado, utilizando movimientos envolventes, hasta que estén casi totalmente combinados.

Agrega la mitad de la mezcla de yogur y jugo, y vuelve a combinar con movimientos envolventes.

12. En un recipiente limpio, bate las claras (con una pizca de sal) hasta que se formen picos suaves.

Agrega el azúcar blanca y sigue batiendo solo hasta que la mezcla se vuelva ligeramente firme (¡no hasta punto de nieve!). Al levantar la batidora las claras deben caer suavemente.

13. Nuevamente usando la espátula y mezclando con movimientos envolventes, agrega las claras batidas a la masa anterior.

Mezcla con cuidado hasta que ya no veas manchas blancas en la masa.

14. Esparce la masa sobre las rodajas de piña en el molde.

15. Hornea durante 30 o 35 minutos y chequea con un palito o cuchillo limpio. Si sale mezcla líquida, continua horneando 5 minutos más y vuelve a chequear. El tiempo total va a depender mucho de tu horno. Cuando el palito o cuchillo salen limpios, la torta está lista.

16. Retira con cuidado la torta del horno y déjala enfriar (de preferencia sobre una rejilla) durante 10 minutos.

17. Voltea la torta cuidadosamente sobre el plato o fuente donde la vayas a dejar. Si el papel manteca se pegó a la torta (usualmente se queda en el molde, pero puede pasarte), "pélalo" despacio.

Me parece que la forma mas facil de cortar esta torta es haciendo un circulo en el centro (siguiendo el contorno de la piña del medio) y después cortar tajadas. De esa forma no se desarman las piñas al cortarlas. ¡Sírvela tibia!

Fuente: El Comercio

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal