Receta fácil y rápida: Helado de dulce de leche sin heladera

Receta fácil y rápida: Helado de dulce de leche sin heladera

Podemos servir nuestro helado de dulce de leche sin heladera en cucurucho de barquillo y espolvoreado de frutos secos, emulando el estilo de las heladerías. O lo podemos tomar tal cual, sin adornos y servido en cuenco, pues estará igualmente delicioso. Es un postre muy refrescante y digestivo, especialmente apetecible cuando hace mucho calor.

Ingredientes para ocho raciones

400 g de dulce de leche (1 bote), 350 ml de leche y 200 ml de nata líquida para montar (mínimo 35% de M.G.).

Cómo hacer helado de dulce de leche sin heladera

En una cacerola, calentamos el dulce de leche y la leche a fuego lento. Cuando se hayan integrado bien los dos ingredientes, retiramos la cacerola del fuego y dejamos atemperar antes de introducir en la nevera hasta su completo enfriado.

Montamos la nata líquida con ayuda de unas varillas eléctricas. Para que monte bien, la nata ha de estar muy fría. Os recomiendo introducirla en el congelador unos 15 minutos antes de comenzar a batir junto con el recipiente en el que lo haremos.

Incorporamos la mezcla del dulce de leche (una vez fría) a la nata montada y removemos bien, pero suavemente, hasta obtener una crema homogénea. Vertemos la mezcla en un recipiente apto para congelador y lo introducimos en el mismo durante, al menos, cinco o seis horas antes de servir.

No te pierdas la sección especial de Recetario Informe21

Fuente: Directo al paladar

CC

Categoria: