Estos son todos los Puntos G del hombre


El más común de todos los hombres, y el más conocido, es el Punto G. La zona de la próstata, la glándula que se encuentra debajo de la vejiga. Sin embargo, hay otras alternativas para que los del sexo masculino disfruten al máximo de su sexualidad durante el coito.

El Punto F.

Se trata del frenillo. Con estimular esa parte de abajo del pene, en la franja estrecha de piel, se logra un enorme potencial de placer.

El punto O.

Según el sexo tántrico, frotar el cóccix del hombre desata su kundalini o energía sexual. Ese espacio en forma de O en la base de su columna vertebral está lleno de nervios conectados con su pene, y acariciarlo puede despertar la libido.

Su punto X.

La línea del centro de su trasero, junto con los pliegues donde cada glúteo se une con el muslo, más el pliegue del interior de sus muslos, forman una X. Este punto es excitante porque abarca la zona del ano, el perineo y los testículos sin tocarlos directamente.

El punto C.

Es de conocimiento masivo que la oreja es una zona erótica, pero te sorprenderá descubrir lo poderosamente excitante que es esta pequeña parte del cuerpo. El lugar más hot de la oreja es el cartílago. Esa forma de C tiene los grupos más grandes de terminaciones nerviosas.

Su punto W.

Si mueves tu dedo como una serpiente a través de su pecho crearás un camino de placer que forma una W. Allí la piel es más fina y sensible que en el resto de su pecho.

Su punto 8.

Con los dedos debajo del pene, donde éste se une con el escroto, se debe dibujar lentamente un anillo con tu dedo alrededor de la base de su pene, luego formar otro aro alrededor de su escroto, y así se crea la forma del 8.

Su punto R.

Los testículos de los hombres son muy sensibles, pero hay una zona especial en ellos que puede ser más intensa que el resto: el Rafe, esa fina costura de piel que corre por el centro del escroto, de arriba abajo, repleta de terminaciones nerviosas.

Fuente: http://24con.infonews.com/conurbano/nota/65589-cuales-son-todos-los-punt...

DJ

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios