Human Rights Watch condena la suspensión de los canales que no transmiten las cadenas obligatorias

El organismo defensor de los derechos humanos condenó hoy la suspensión de la transmisión de "siete canales" de cable, entre ellos RCTV Internacional, creado luego de que RCTV, un medio crítico con el gobierno de Chávez, dejará de emitir por aire en 2007, debido a que no se le renovó la licencia.

El argumento esgrimido es que esos canales, que según medios venezolanos son seis, no cumplan las normas audiovisuales venezolanas, incluido el requisito de interrumpir la programación regular para transmitir cadenas obligatorias en vivo.

Según HRW, Chávez, que asumió el poder en febrero de 1999, ha usado la facultad del Gobierno "para obligar a las estaciones de radio y televisión que trasmiten a través de señales de aire a difundir en directo casi 2.000 discursos".

Esos discursos, argumenta HRW, no se limitan a circunstancias extraordinarias en las cuales un gobierno necesita con urgencia llegar a toda la población.

En 2009, por ejemplo, Chávez obligó a las estaciones de radio y televisión a transmitir en directo 141 discursos, incluido uno que duró 7 horas y 34 minutos, indicó HRW.

HRW se quejó de que no se implementó un procedimiento oficial que garantizara el debido proceso para determinar si alguno de los canales suspendidos había efectivamente infringido alguna norma.

Human Rights Watch instó por último al Gobierno de Chávez a que elimine las medidas que restringen la posibilidad de que los críticos del gobierno expresen su opinión. EFE

Categoria: