Varicocele en el adulto es una enfermedad que puede causar infertilidad


El varicocele es una dilatación del plexo venoso o várices ubicadas por encima del testículo, que drenan la sangre de éste y se encuentran en el cordón espermático. Es una enfermedad muy común, pueden padecerlo un 15 a un 20 por ciento de hombres, después de la pubertad. Señala el doctor Elías Mora Kumboz, médico urólogo, que todo órgano tiene arterias y venas que por defectos congénitos pueden dilatarse en el transcurso de la vida y acumular la sangre alterando el flujo venoso testicular.

La enfermedad puede aparecer en el testículo derecho, en el izquierdo o en ambos. Cuando es en los dos, es bilateral, trastorno que se presenta en el 33 por ciento de los casos.

En el pasado, cuando no existía el eco o ultrasonido doppler, para confirmar el diagnóstico, la mayoría de las veces se decía que el varicocele era en el lado izquierdo, pero ahora, gracias a esta modalidad de imagen que es la ecografía, se diagnostican más pacientes con varicocele bilateral.

El desarrollo de un varicocele agudo, en cualquiera de los dos lados, sugiere la posibilidad de un tumor a nivel del retro peritoneo o pared posterior del abdomen que comprime las venas espermáticas internas. Antes se consideraba que si está ubicado en el lado derecho podría indicar la presencia de un tumor que comprime la vena cava. “Esto debe sospecharse cuando el varicocele es agudo y está del lado derecho y las venas permanecen dilatadas cuando el paciente está acostado. Si se mantienen dilatadas, indica que se trata de un tumor que las ha trombosado impidiendo el drenaje”.

Síntomas y diagnóstico

Este trastorno, en la mayoría de los casos, es asintomático (no presenta síntomas) y suele descubrirse cuando se hace el examen físico. El paciente debe estar erguido, de pie, porque si está acostado las venas propulsan la sangre y desaparece la dilatación, lo que impide detectarlo.

Hay casos en que el paciente puede presentar sensación de peso, molestias durante la actividad sexual o cuando hay calor. También es frecuente que consulte por trastornos de fertilidad.

Para confirmar el diagnóstico, el examen clínico se complementa con un eco doppler, que permite evaluar el flujo sanguíneo.” Una vena que mida más de 3 milímetros o que presente reflujo venoso durante el aumento de la presión abdominal, es decir, cuando el paciente puja la sangre en vez de subir baja, permite confirmar el diagnóstico que se hizo clínicamente. Efectivamente, se trata de varicocele”, apuntó el especialista.

Es importante destacar que dependiendo del grado de dilatación de la vena, el varicocele puede ser pequeño, mediano o grande. Sin embargo, es necesario acotar que uno pequeño puede ocasionar mayores daños que uno grande. El tamaño no expresa el grado de alteración funcional que puede producir esta enfermedad, que no es grave ni una emergencia, siempre y cuando no exista un tumor retro peritoneal.

Tratamiento

No todos los pacientes que tienen varicocele necesitan operarse. Tres alteraciones indican que el tratamiento sea quirúrgico.

En primer lugar, es necesario acotar que la solución quirúrgica está indicada cuando causa molestias. “Esto sucede porque hay una inflamación, si el varicocele provoca congestión venosa, aumento del ácido láctico, trae como consecuencia que se altere la calidad de vida del paciente”, dijo el doctor Mora Kumboz.

También hay que operar cuando se altera la espermatogénesis, produciendo infertilidad por la disminución del número de espermatozoides, alteraciones en la forma de éstos, entre otros. La operación se hace para preservar o mejorar la capacidad de reproducción, en un 70 por ciento dependiendo de la edad del paciente, mientras más temprano se opere más rápida será la recuperación.

La otra indicación quirúrgica es cuando el testículo disminuye de tamaño, producto de la presencia de la sangre en el testículo, que no se ha purificado en el riñón, lo cual provoca que éste disminuya de tamaño y lo atrofie con el tiempo.

Con respecto a las alternativas de corrección del trastorno, el especialista aclara que no hay opción de tratamiento médico debido a que no hay ninguna pastilla que lo corrija. “El procedimiento en la mayoría de los casos es quirúrgico, y si el caso no es de operación, amerita un control de la enfermedad”.

Añade que si el tratamiento es quirúrgico “usualmente se usa la vía subinginal, es la más usada y la incisión es pequeña. También existe la retro peritoneal, laparoscopia y la radiológica, pero ninguna de éstas es superior a la subinginal .La operación consiste en ligar las venas dilatadas preservando las arterias.”

Complicaciones

Insiste en que todo acto quirúrgico puede complicarse y que el paciente debe conocerlo.” Una de las complicaciones es que el escroto se llene de líquido, derivando en lo que se conoce como hidrocele. También puede se, con el tiempo, una disminución del tamaño del testículo, atrofia testicular que puede ocurrir por aberraciones anatómicas de la arteria testicular, igualmente puede haber inflamaciones post operatorias locales que desaparecen la mayoría de las veces al mes de la operación”.

Agrega que a veces los pacientes, cuando se trata de varicocele bilateral, solicitan que le operen los dos a la vez, lo que retrasa un poco la recuperación, mientras que cuando se hace por separado el período de convalecencia es menor. NP

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios