La partida de Maduro


Imagen de Carlos Peñaloza

Los venezolanos pedimos la partida de Maduro y el se resiste. Lo de la partida de nacimiento ya esta mas que probado. Es colombiano o tiene doble nacionalidad. La partida que exigimos es su salida del gobierno. El es ilegal como presidente y no debe continuar en ese cargo porque su presencia en Miraflores viola la Constitución Nacional. Exigimos su partida lo antes posible antes de que termine de cumplir su misión de entregarnos a los cubanos.
El cúmulo indiciario de ilegalidades en relación a su nacionalidad es evidente. Cuando su madre lo presentó en el Registro de La Candelaria en 1964, lo hizo según ella con dos años de atraso, violando disposiciones legales. Durante ese lapso pudo haber viajado a Caracas para hacer la presentación. En ese acto la señora manifestó haber nacido en Cúcuta y que vivía con su prole en un apartamento ubicado en el Edificio San Pedro cercano a la Iglesia San Pedro en los Chaguaramos. En ese momento eso pudo ser cierto, pero poco después Nicolás volvió a Cúcuta donde cursó primaria. En esa ciudad colombiana vivía su tía Emma quien lo quería mucho y lo ayudo a criar.
La madre había declarado que se había casado en 1956 con un venezolano llamado Nicolás Maduro García cuya partida de nacimiento no aparece. Para complicar las cosas el numero de Gaceta Oficial que oficializa su nacionalización no esta en las notas marginales de la partida de nacimiento y una búsqueda computarizada de las Gacetas a partir de su matrimonio no permitió localizarla. Por todo ello para los efectos legales su madre era colombiana y su padre un indocumentado. Una investigación hecha por Walter Márquez permitió determinar que la supuesta partida de matrimonio entre la Sra. Moros y el Sr. Maduro en Bogotá era falsa.
Luego de presentar a Nicolás en Caracas, el niño vuelve a Cúcuta donde vive con su tía Emma en el barrio Carora y hace la escuela primaria y se hace conocido en el vecindario. Hay muchas personas del lugar que dan fe de su presencia en esa epoca. Al terminar primaria en 1976, luego de laborar como colector de autobús entre Cúcuta y San Cristobal, Maduro regresa con su familia a Caracas y va a vivir al edificio San Pedro en los Chaguaramos. Ese mismo año ingresa Nicolás a 6º grado en el Colegio San Pedro que queda frente a su edificio. Testigos de esa época, que fueron sus compañeros ese año, recuerdan que su presencia fue notoria. Uno de ellos que está dispuesto a declarar como testigo dice que estudió toda la primaria en el Colegio San Pedro y vino a conocer a Nicolás Maduro en 6º grado. En esa época Nicolás era muy visible por ser un desconocido, el mas alto de la clase y tener acento colombiano. Sus compañeros que lo apodaban “platanote” en el colegio dicen que Nicolás parecía tener al menos 15 años.
El Colegio San Pedro apenas tenía primaria y al graduarse Nicolás pasó al Liceo Urbaneja Achepohl donde solo se dictaba el ciclo básico. Para cursar el 4º año Maduro se inscribió en el liceo Avalos en el Valle. Estando en el Urbaneja Achepohl su padre huyó a Cúcuta a comienzos de 1976 perseguido por la policía por ser sospechoso en el secuestro de Niehaus. Nicolás continuó la actividad subversiva de su padre. Al efecto actuó como correo llevando mensajes secretos entre Salom Mesa y Jorge Rodríguez padre, el fundador de la Liga Socialista quien estaba en la clandestinidad. Salom pasaba mensajes a Nicolás y este los entregaba a David Nieves, quien los hacía llegar a Jorge Rodríguez padre y viceversa. Luego de la captura y muerte de Jorge Rodríguez y la huida de su padre a Colombia, el joven Nicolás se afilió a la Liga Socialista. En esa organización se convirtió en el correo de Ali Rodríguez Araque con Bandera Roja y el PVR.
Cuando Niehaus es rescatado en 1979 la DISIP la policía obtuvo pistas que la llevaron a pisarle los talones al joven Maduro. Ante la persecución policial y temiendo por su vida, Ali decide enviarlo a clandestinamente a Cuba para evitar su captura. En la isla el espigado joven es enviado a un liceo militar de los “Camilitos pioneros José Martí”. Esa organización adoctrina en el marxismo a niños y adolescentes hijos de los miembros del partido comunista cubano. De sus tiempos en “Los Camilitos” Maduro aun mantiene la costumbre de usar pañoletas rojas anudadas al cuello. La pasantía en Cuba duró cerca de una década y está rodeada de un espeso manto de secreto. luego ingresa a la Escuela de Formación política Julio Mella en la Habana para completar su adoctrinamiento comunista. De allí pasa a la “Escuela de Cuadros Ñico López” donde se forman los futuros lideres de Cuba y de Latinoamérica. Allí se relaciona con un grupo de jóvenes que hoy en día ocupan posiciones relevantes en el partido comunista cubano. Ente los alumnos habían jóvenes de varios países hispanoamericanos incluyendo el boliviano Evo Morales.
Por recomendación de Ali, en 1988 Maduro se entrevistó con Fidel Castro y recibió instrucciones sobre su futura misión en Venezuela. En enero de ese año Maduro regresa a Caracas y se integra al ala civil del MBR-200 como uno de los lugartenientes del grupo armado que dirigía Ali Rodríguez Araque. En febrero de 1989 se produjo el “caracazo” en el cual Maduro tuvo su bautizo de fuego. Detalles de esta época que incluyen su participación en el golpe del 4F los haré conocer en mi próximo libro que tentativamente pienso llamar “Crónica de un golpe anunciado” que publicaré en enero próximo.
Si la Directiva del CNE hubiera cumplido su tarea de verificar el cumplimiento de las disposiciones legales por parte de los candidatos las irregularidades evidentes en el nacimiento de Maduro hubieran quedado en evidencia y no hubiese sido aceptado como candidato. Para evitar ese problema Fidel puso especial énfasis en el control de esta organismo por el PSUV. Fidel había logrado ocultar ese terrible secreto, pero ahora su plan esta a la vista del país, incluyendo a las FANB. Que pasará en el futuro? Defenderán a la Constitución o traicionaran a la patria? Eso promete ser una historia muy interesante. Si a nuestro pueblo aun le quedan genes de Bolívar y de los próceres que nos dieron independencia seguramente derrotaremos a los invasores cubanos. Espero no estar equivocado. De ser así Maduro debe preparar su partida. No me refiero a la partida de nacimiento.
General Carlos Julio Peñaloza

Fuente: http://www.puestodecombate.org

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal