El encanto del videojuego en casa y la integración familiar como objetivo