Inyecciones de testosterona, anticonceptivo eficaz para hombres


Finalmente habría aparecido un método de control de natalidad efectivo para los hombres, según informaron expertos chinos en Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism.

Los investigadores hallaron que aplicar inyecciones mensuales de testosterona es un sistema "seguro, efectivo, reversible y confiable" de anticoncepción masculina.

No obstante, aún debe establecerse la efectividad y seguridad a largo plazo de este tratamiento, añadió el equipo.

Los hallazgos se basaron en un estudio de 1.045 hombres fértiles chinos. "Estamos satisfechos con los resultados de este estudio", dijo a Reuters Health el doctor Yiqun Gu, del Instituto Nacional de Investigación sobre Planeamiento Familiar en Pekín.

"Este régimen anticonceptivo hormonal masculino ofrecería una alternativa novedosa y factible a las opciones de planeamiento familiar existentes para las parejas que no pueden o prefieren no usar solamente contracepción orientada a las mujeres a lo largo de sus años reproductivos", añadió Gu.

Los hombres que participaron del estudio tenían entre 20 y 45 años y habían sido padres de al menos un niño en los dos años previos a enrolarse en el estudio. Sus parejas femeninas tenían entre 18 y 38 años y presentaban fertilidad normal.

Los varones recibieron inyecciones mensuales de testosterona durante 30 meses. En los primeros seis, los participantes fueron evaluados para asegurarse de que las inyecciones hubiesen sido efectivas a la hora de eliminar o reducir drásticamente los niveles de espermatozoides en su semen.

Sólo los hombres que tenían pocos o ningún espermatozoide fueron habilitados a continuar los siguientes 24 meses de estudio.

En el período de seguimiento, se produjeron nueve embarazos, lo que se traducen en una tasa de falla contraceptiva de aproximadamente uno de cada 100 hombres. Esa tasa, dijo Gu, es "excelente" comparada con la de otros métodos anticonceptivos, incluidos los condones y las píldoras de control de natalidad.

No se detectaron efectos colaterales graves y la capacidad de producción de espermatozoides regresó a la normalidad en todos los varones, excepto dos, después de detener las inyecciones.

Los investigadores concluyeron que se requieren más estudios sobre este sistema de aplicación de testosterona en los hombres, para asegurar su seguridad a largo plazo.

Asimismo, es necesario refinar el mecanismo para asegurar que ningún varón produzcan espermatozoides mientras cumple con el régimen anticonceptivo.

Fuente:
Reuters.com

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal