"El conflicto con los palestinos no es territorial", según Netanyahu


El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó este miércoles que el conflicto con los palestinos no es territorial, sino que se debe a su rechazo a reconocer la existencia de un "Estado judío", afirmó un responsable gubernamental en reacción a la nueva versión de la iniciativa de paz árabe.

"El conflicto israelo-palestino no es territorial, sino que radica en la propia existencia del Estado de Israel", declaró Netanyahu durante una reunión en el ministerio de Relaciones Exteriores.

"La ausencia de voluntad de los palestinos de reconocer el Estado de Israel como Estado nación del pueblo judío, esa es la raíz del conflicto", estimó, citado por el responsable.

"La raíz del conflicto no es territorial, comenzó mucho antes de 1967 (fecha de la ocupación de los Territorios Palestinos). Lo pudimos comprobar cuando salimos (unilateralmente en 2005) de la Franja de Gaza, evacuamos hasta el último colono y ¿qué conseguimos? Cohetes" contra el sur de Israel, añadió el primer ministro.

Netanyahu reiteró que está dispuesto a reanudar "sin condiciones previas" las negociaciones con los palestinos suspendidas desde septiembre de 2010.

El primer ministro hizo estas declaraciones dos días después de una reunión en Washington entre una delegación de la Liga Árabe; el secretario de Estado estadounidense, John Kerry; y el primer ministro y jefe de la diplomacia de Catar, Hamad Ben Jasem Al Thani, quien se declaró favorable a un intercambio de territorios "comparable y aceptado mutuamente".

Estos intercambios, ya mencionados en anteriores negociaciones de paz, permitirían a Israel conservar los grandes bloques de asentamientos donde vive la mayoría de los colonos y los palestinos recibirían zonas que se encuentran actualmente bajo soberanía israelí.

Por su parte, el movimiento Hamas, en el poder en Gaza, rechazó tajantemente este miércoles la nueva versión de la iniciativa de paz de la Liga Árabe.

En Ramala, sede de la Autoridad Palestina, de Mahmud Abas, el negociador Mohamad Chtayeh expresó sus reservas sobre la nueva formulación de la propuesta de paz que data de 2002. En unas declaraciones a la radio oficial Voz de Palestina afirmó que "no le gusta la idea de enmendar la iniciativa".

"Nuestra posición sobre este tema es clara y Hamas rechazó la iniciativa y el principio de intercambio de territorio. Llamó a la delegación árabe a trabajar para poner fin a la colonización" y seguir apegada a las reivindicaciones de siempre de los palestinos, afirmó en un comunicado Salah Bardawil, un dirigente de Hamas, movimiento que no reconoce a Israel.

Este giro "legitima la colonización y el acaparamiento de la tierra de Cisjordania y de Jerusalén ocupada y brindará la ocasión al ocupante (israelí) de aprovechar este periodo para intensificar y extender la colonización y reforzar su control de las mejores zonas", aseguró y lamentó "no escuchar ninguna exigencia árabe fuerte para poner fin a esto".

Mohamad Chtayeh estimó además que "la iniciativa árabe era un todo. No teníamos la intención de enmendarla". "Tratándose de intercambio de territorios, dijimos claramente que queríamos un Estado en las fronteras de 1967. Por lo tanto, cualquier intercambio debe basarse en territorios equivalentes en tamaño y en cantidad y ser el resultado de negociaciones", repitió. AFP

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal