Para formar parte de la información

José Ignacio Torreblanca

Firmado, Vladímir

José I. Torreblanca's picture

Esas columnas de humo dejadas por la aviación rusa tras su bombardeo de posiciones yihadistas en la provincia de Homs son la firma de Putin debajo de la convocatoria a Occidente para que se deje de remilgos y negocie de una vez con Bachar el Asad. Putin se lo dijo educadamente a Obama el lunes en la Asamblea General de Naciones Unidas, pero como este no pareció escucharle, el martes convocó a la Duma y pidió autorización para emplear las fuerzas que los satélites nos mostraban que llevaba semanas acumulando en el aeropuerto de Latakia, en pleno feudo del presidente El Asad.

Agridulce aniversario

José I. Torreblanca's picture

Soy de una generación que todavía pudo cruzar Checkpoint Charlie, pasear por un Berlín oriental lleno de Trabants, sobrecogerse ante las miradas inquisitoriales y las botas de caña alta de la temible Volkpolizei y contemplar una desolada y vacía Puerta de Brandenburgo. Afortunadamente, el siglo XX es ya hoy una fotografía en sepia, el muro de Berlín una reliquia para curiosos y la estrella roja un souvenir que se compra en los mercadillos de los domingos.