Para formar parte de la información

Manuel Malaver

El Califa de Aragua confunde a Venezuela con Siria

Manuel Malaver's picture

Desde que empezó a ocupar cargos públicos en el chavismo, no ha hecho otra cosa que vomitar odio contra una mayoría de venezolanos que no ha cometido otro delito que no comulgar con sus ideas políticas.
Y desde ese punto de vista, tienen toda la razón en no considerarlo venezolano, pues es gloria del gentilicio nacional, no permitir que las diferencias de ningún tipo se expresen en el bochorno de improperios y supercherías que son típicos de este personajillo.

¡Qué miedo!… Se va a la guerra prolongada

Manuel Malaver's picture

La revolución chavista nos ha suministrado en sus 17 años algo así como 700 ministros, y, por supuesto que, a cuál más ineptos, irresponsables e inútiles.
Pienso, sin embargo, que en la rama del poder público donde más se han “lucido” estos jefes de despacho que vienen y van, regresan y se vuelven a ir, es en Defensa, donde hubo un ministro que hasta apareció en un acto de sanación pública y no me acuerdo si presidida por un pastor o un bacalao.

Borges vs Maduro o el apaciguamiento no es el camino

Manuel Malaver's picture

A juzgar por las ideas fundamentales del discurso que pronunció el jueves para asumir la presidencia de la Asamblea Nacional, Julio Borges, despejó las dudas sobre si insistiría en una política de apaciguamiento con la dictadura de Maduro, o retomaría la vía de la confrontación que hasta finales de octubre fue la estrategia de la oposición con los resultados de todos conocidos y evaluados.

¿Y la MUD no va a dar cuentas del desastroso diálogo?

Manuel Malaver's picture

Para la oposición democrática venezolana comienza otro año, pero, ciertamente, no con el optimismo del 2016 que se inició con el auspicioso triunfo en las elecciones parlamentarias del 6D que, le dieron a la MUD el poder necesario para contener la ya desbordada dictadura de Maduro que amenazaba con seguir destruyendo al país.
Claro, el “poder necesario” para implementar políticas exitosas, convocar a las mayorías nacionales y lograr, cuando menos, que para este 2017, si el régimen no hubiese caído, estuviera a punto de hacerlo.

El 2017: Año decisivo para recuperar o perder la democracia

Manuel Malaver's picture

Si el 2016 empezó con el pronóstico de que sería el año en que la oposición democrática arrollaría a la dictadura de Maduro, el 2017, en reverso, empieza con el pronóstico de que es el año en que la dictadura podría darle la puntilla final a la democracia.

El castrochavismo: de derrota en derrota hasta el comunismo

Manuel Malaver's picture

Hay dos verdades que le doblan el alma a los venezolanos que viven y sufren las navidades del 2016: los chavistas cumplen 18 años en el poder y por cumplir su ideario marxista, socialista y totalitario Venezuela es hoy una perfecta ruina.
Bien está que, se han tardado con relación a la veintena de países socialistas que cumplieron igual itinerario casi durante todo el siglo XX y las primeras décadas del XXI, que, incluso, lo lograron con variantes que algunas veces hizo dudar de sus auténticas intenciones, pero los resultados hablan por sí solos:

Hasta el devaluado billete de 100 derrotó a Maduro

Manuel Malaver's picture

No es que no sea el papel moneda más devaluado del mundo, no es que su valor no alcance un poco menos de tres centavos de dólar, pero así y todo le acaba de aplicar una estruendosa derrota al dictadorzuelo, Nicolás Maduro.
Pero es que, medidos en términos de valor y utilidad, el billete de 100 le lleva una morena a Maduro, pues con él aún se puede comprar un caramelo, un cigarrillo y un pasaje de buseta o autobús, en cambio que con el exlíder autobusero no se puede hacer absolutamente nada.

La calma de Diosdado suena a saqueos

Manuel Malaver's picture

Diosdado Cabello, anduvo ayer por Ciudad Bolívar y la encontró y dejó en “perfecta calma”. Claro, como conviene a su percepción para quien, ver decenas de negocios saqueados e incendiados, una cifra no determinada de muertos (los dictadores odian los números), cientos de heridos y miles de familias destruidas.

La MUD: De lo sublime a lo ridículo

Manuel Malaver's picture

La frase atribuida a Napoleón Bonaparte en el momento más patético y crucial de su retirada de su Rusia, en el sentido de que: “De lo sublime a lo ridículo, no hay más que un paso”, puede ser perfectamente aplicable a la MUD, la organización de partidos democráticos venezolanos que, luego de encabezar la histórica victoria parlamentaria del 6D del 2015, inició un comportamiento ambiguo, de marchas y contramarchas, de retórica ardiente pero de realizaciones tibias, a veces atisbando la verdad pero sin atreverse acercársele y, en definitiva, finalizando un 2016 del cual muchos piensan es e

¿Qué hicieron señores de la MUD?

Manuel Malaver's picture

Que el régimen de Maduro haya extirpado las palabras “Referendo” y “Revocatorio” de sus comunicados y acuerdos -y, aun de su memoria remota y reciente-, puede explicarse por lo que llegó a representarle como posibilidad de que este mismo año fuera desalojado de Miraflores, pero que la MUD también se empeñe en tratarlo como un suceso infausto y pasado, y apenas digno de mención, obliga a recordarlo como la delgada línea roja que no marcó el comienzo de la guerra civil, sino de la desmovilización civil.

Maduro quedó al descubierto con el diálogo

Manuel Malaver's picture

Que el diálogo fue una estafa de inspiración cubana excelentemente ejecutada por Maduro, quedó al desnudo con el estallido en improperios el dictadorzuelo, cuando se enteró que la MUD había decidido no continuar “siendo estafada”.
En otras palabras, que el ex líder del Sindicato de Autobuseros pretendía que sus víctimas, no solo se enteraran del agravio que les infería, sino que lo aceptaran como si nada.

Lo de la MUD con el diálogo resultó un autosuicidio

Manuel Malaver's picture

Nunca logré explicarme por qué si ya mediados de año se conocían dos encuestas de Meganálisis registrando que más de 70 por ciento del universo opositor prefería el Revocatorio a la salida del diálogo, la MUD llegó a pensar que “el diálogo” podía ser un recurso que paliara la obstrucción de un mandato constitucional.

El fin del diálogo golpearía más a Maduro que a la oposición

Manuel Malaver's picture

Creí desde un primer momento que el diálogo no conduciría a ninguna parte, pero no porque sea enemigo de los diálogos y no sea partidario de la tesis de que “hay que dialogar hasta con Maduro”, sino porque, conociendo el terror que le producen a los dictadores las movilizaciones de calle, estimé que era de urgencia del exlíder autobusero y sus compinches desalojar las vías de puños y voces airadas, amenazantes y rabiosas.

Chúo Torrealba y su santa paciencia

Manuel Malaver's picture

No hay dudas, Chúo Torrealba, no está apurado, se toma las cosas con calma y acaba declarar que “si el diálogo no da resultados, vamos a revisar nuestra participación en la mesa”.
Anuncio que es perturbador en varios sentidos, el más importante de los cuales es que, desde que se firmó el Acuerdo gobierno-oposición, en el lejano 12 de noviembre de este mes y año, Chúo, no se ha dado cuenta que el gobierno no ha cumplido uno solo de los compromisos.

Nuestros presos políticos

Manuel Malaver's picture

Es noviembre y la temperatura en el Valle de Caracas, y sus alrededores, va tornándose fría, muy fría.
“Fría” a la venezolana, donde la temperatura nacional promedio es de 35 grados, y descender a menos de 20 en Caracas en los meses finales del año, es sorprendente y riesgoso.
Es parte del encanto de la ciudad capital, donde la estabilidad climática es casi un milagro, regalo de la altura de 920 mts sobre el nivel del mar, pero también de la selva húmeda tropical que la rodea, según uno remonta hacia las zonas montañosas de los Estados Miranda y Aragua.

Ha fallecido cristianamente el señor Diálogo Maduro

Manuel Malaver's picture

Maduro lo engendró, lo acunó, le dio su apellido, y después, cuando no alcanzaba un mes de vida, lo mandó al otro mundo.
Pero no puede negarse que le aportó enormes beneficios, como pudieron ser quitarse de encima la enorme presión que, desde la calle se dirigía, vía Revocatorio, a sacarlo de Miraflores, y, lo más importante, crear fisuras en la oposición que, ahora tendrá que restañar heridas y tratar de construir el camino que la reencuentre con el pueblo.

Maduro se burló del Papa como le dio la gana

Manuel Malaver's picture

Yo no sé si Maduro es cristiano, y mucho menos católico, pero de verdad, lo que le hizo a Su Santidad, el Papa Francisco, no tiene perdón de Dios.
Porque hay que ver el cinismo que hay que tener para presentarse a Ciudad de Vaticano, pedirle una audiencia a Francisco porque y que estaba hecho una Magdalena por la situación que él mismo provocó en el país, comprometerlo en la mediación del diálogo, y después que se logró un Acuerdo, pues boicotearlo, al extremo de que se será imposible que la oposición no se retire de la mesa el próximo seis de diciembre.

Y tú también Papa Francisco

Manuel Malaver's picture

No es que le niegue a Su Santidad el Papa Francisco, el derecho que le asiste –como a cualquier mortal- de tener sus embelecos políticos, de simpatizar más allá de lo deseable con personajes carismáticos y peligrosos y que, de vez en cuando, deslice críticas contra los poderosos que, sorprendentemente, siempre encuentra del lado económico y no del político e ideológico.

El diálogo, un artificio castrochavista que apenas comienza

Manuel Malaver's picture

El diálogo pudo morir perfectamente la noche del viernes, dejado a la buena de Dios por una oposición que nunca le vio sentido ni viabilidad y un gobierno decidido a sacarle partido hasta a sus despojos.

Esa impresión fluía, por lo menos, la mañana del sábado, cuando, no se sabía que había sucedido horas antes y las apuestas eran que, un comunicado que había leído en la madrugada, el Secretario de Unasur y expresidente colombiano, Ernesto Samper, no podía ser verdad.

La crisis política nacional llegó hasta el Vaticano

Manuel Malaver's picture

Es casi una ley, pero cualquiera que se acerca a la crisis política venezolana sin la información apropiada, sale con las alas quemadas.
Por “información apropiada” defino a la que se nutre de todas las fuentes posibles, y hace una evaluación objetiva, independiente e imparcial de la misma.
No parece ser el caso de la que motivó al Vaticano a mediar y participar en el diálogo gobierno-oposición que terminará mañana y, al parecer, sin resultados satisfactorios para las partes y el país.

¡Ave diálogo: los que van a fracasar te saludan!

Manuel Malaver's picture

En un artículo que publiqué en este mismo medio el 18 de septiembre pasado, y que titulé “Dialogando con Maduro”, decía que a la entrada de cualquier diálogo con el gobierno del “hombre que habla con los pájaros” debía colocarse la advertencia que, según Dante Alighieri en “La Divina Comedia”, se leía a las puertas del Infierno: “¡Oh, los que entráis, dejad toda esperanza!”.

Un gobierno aterrado logra paralizar a la MUD

Manuel Malaver's picture

Pienso que se había visto pocas veces en la historia -o mejor dicho, no se había visto nunca-pero el aterrado gobierno de Maduro escapó del cerco que le había tendido la MUD y ahora es la alianza opositora la que, si no está aterrada, al menos está paralizada.
Lo más sorprendente, sin embargo, es que Maduro continúa débil y la oposición fuerte, pero el exlíder autobusero está movilizando mejor las escasas fuerzas que controla y la MUD desmovilizando a las inmensas que les son afectas.

Calle y diálogo no son agendas contradictorias

Manuel Malaver's picture

Como el gobierno de Maduro no está interesado en los resultados diálogo -y ni siquiera en su realización-, entonces, es evidente, que empezó sacándole una enorme ventaja a la oposición por el simple hecho de anunciarlo.
Todo lo cual, no quiere decir, sino, que la oposición debe pasar ahora al contraataque, quizá no tanto renunciando al diálogo, pero sí exigiendo que sus resultados sean rápidos, tangibles e irreversibles.
Para ello es indispensable que, proponga una agenda de pocos, pero puntos muy precisos, y que pida su cumplimiento en plazos muy cortos.

Pages