Para formar parte de la información

Marianella Salazar

Narcoestado

Marianella Salazar's picture

Cuando el ex magistrado Aponte Aponte cayó en desgracia, sabía que si se quedaba en el país era hombre muerto. Su problema surgió por razones económicas. Según nuestra fuente de inteligencia, Aponte Aponte se hizo el loco cuando le reclamaron una alta suma de dinero ­en dólares­ y aseguró que se lo había devuelto a Walid Makled.

Fe de vida

Marianella Salazar's picture

La aparición del Presidente el domingo pasado, en un programa grabado desde La Habana, convertida inconstitucionalmente en sede del poder central, no fue otra cosa que una “fe de vida” para desactivar rumores sobre la gravedad que lo incapacita para asumir la campaña electoral. Como está privado de la salud, tenía que dar, periódico en mano ­Granma­, una muestra de que está vivo y en “franca recuperación”, tal como lo hace la narcoguerrilla de las FARC cuando cobra rescate por sus secuestrados.

Bipartidismo PSUV- PJ

Marianella Salazar's picture

En plena efervescencia posterior a las primarias, el colectivo opositor necesitaba entusiasmarse para afrontar las elecciones presidenciales del 7 de octubre. La convocatoria ­casi 3 millones de personas­, sorprendió a todos, desde los integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática, hasta el Gobierno, que negaba la capacidad de la MUD para realizar primarias y hacía proyecciones muy inferiores, que contrastan dramáticamente con el resultado del domingo pasado.

Una mala pasada

Marianella Salazar's picture

La capacidad de Chávez para reinventarse se agotó. Le quedará ­si acaso­ uno que otro recurso efectista, para ver a quién manipula con el tema de la enfermedad para que le perdonen el estrepitoso fracaso de su gobierno. Podrá vestirse como el Nazareno de San Pablo y entrar arrodillado a la Basílica de Santa Teresa en Semana Santa, pero será otra de sus farsas mal interpretadas. Más de lo mismo en esta comedia humana. Ese modelo, que le resultó exitoso en el pasado, de tanto usarlo se ha caricaturizado.

Lo que nos espera

Marianella Salazar's picture

La presencia en Venezuela del presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad ­reconocido como uno de los grandes promotores del terrorismo mundial­, en un momento en que se perfila un gran conflicto en el golfo Pérsico, generado por su programa nuclear y la amenaza de bloquear el estrecho de Ormuz, por donde sale casi 40% del petróleo que consume el mundo es totalmente ajeno e inconveniente para los intereses de los venezolanos, más pendientes del proceso electoral y de problemas verdaderamente agobiantes que de un conflicto tan lejano propiciado por la república islámica.

La repatriación del Chacal

Marianella Salazar's picture

Sin ningún complejo, el presidente Chávez, una vez más, expresa su más profunda admiración por figuras del terrorismo: llámese Rául Reyes ­por quien pidió un minuto de silencio cuando murió en el bombardeo a su campamento de las FARC­, o el venezolano Ilich Ramírez Sánchez, alias Carlos el Chacal, quien cumple cadena perpetua en Francia y es juzgado por otros 4 atentados perpetrados en los años ochenta, que causaron más de 11 crímenes.

Nuestro realismo-mágico

Marianella Salazar's picture

El tratamiento mediático que el oficialismo da a la gravedad del Presidente de la República le brinda una oportunidad para obtener grandes ventajas políticas. Al tiempo que distrae la atención de la opinión pública sobre la crisis económica y los graves problemas nacionales, inflama la pasión de los devotos chavistas hacia un estado de frenesí, que culminará el día de las elecciones presidenciales. La pragmática campaña electoral del chavismo tiene un fuerte tufo mágico-religioso, basado en el misterio que rodea la salud del mandatario.

¿Quién los asesora?

Marianella Salazar's picture

Los graves problemas que aquejan al país, el sometimiento de las instituciones ­empezando por el CNE­ a la voluntad del presidente Chávez, las advertencias hechas de que la “revolución vino para quedarse” y que la defenderán por todos los medios (como los anunciados por el general Rangel Silva y un grupito de altos oficiales comprometidos ideológicamente con la corrupción, ganados a no reconocer los resultados electorales si favorecen a la oposición), y que harán uso de las armas de ser preciso, pronostican momentos de choque entre el llamado chavismo radical, cada vez más empod

Bacanal de necrofilia

Marianella Salazar's picture

Una especie de histeria colectiva se está apoderando del país con la enfermedad, tratamiento y destino del Presidente. Cuando Hugo Chávez empezó a percibir que sus días ­como los de cualquier mortal­ estaban contados, decidió dirigir y participar en el delirio, instigando las demostraciones y genuinas expresiones de dolor transmitidas sin pudor alguno a través de los medios y televisoras oficiales.

Armar la de San Quintín

Marianella Salazar's picture

En la Fuerza Armada también se habla de la transición que saca de quicio a Hugo Chávez. El Presidente ordenó identificar al grupo de contrainteligencia, constituido por oficiales descontentos con el proceso revolucionario, por la presencia cubana y los altos niveles de corrupción producidos con los negocios del oro, la gasolina y las drogas, que enriquecen obscenamente a generales resteados con la revolución bolivariana.

¿Hackear o bloquear?

Marianella Salazar's picture

El gobierno de Chávez ha intentado convertir en delito a la libertad de expresión. Los periodistas que se expresan sin autocensura son acusados de tener propósitos subversivos o de participar en alguna conjura conspirativa. Han cerrado medios de comunicación, amedrentado a radiodifusores y editores de medios impresos para evitar que los comunicadores se expresen libremente.

La defenestración previa

Marianella Salazar's picture

La presencia de Hugo Chávez en Cuba, sirvió para que recibiera, además del tratamiento y la quimioterapia, las directrices de Fidel Castro, quien le demostró, que el verdadero enemigo de la revolución bolivariana y del Socialismo del Siglo XXI, está dentro de su entorno interno, entre sus secuaces, formados a su imagen y semejanza.

Así habla Chaveztustra

Marianella Salazar's picture

Cada vez que el Presidente recibe una sesión de quimioterapia en La Habana, lo asalta Zaratustra, aparece acompañado por Fidel Castro. A nadie se le puede escapar que el dictador caribeño fue marcado por las enseñanzas del filósofo alemán Friedrich Nietzsche, a través del profeta Zaratustra, creado a su imagen y semejanza, y para quien las masas debían gritar al ritmo de su ruidoso látigo o, de lo contrario, obedecer y callar. Como es lógico, calificaba la democracia de estúpida y degradante. De esos postulados se nutrieron el fascismo, el nazismo y todos los totalitarismos.

La cuenta atrás

Marianella Salazar's picture

A los venezolanos se nos está negando el derecho de conocer con exactitud el diagnóstico y la previsible evolución de la enfermedad del Presidente de la República, con el único fin de evitar decisiones políticas que afecten la continuidad del proceso revolucionario, próximo a su extinción. El parte médico no puede estar en boca del paciente porque carece de toda credibilidad, mucho más si es un fabulador y mentiroso contumaz como Hugo Chávez.

Taras y truculencias

Marianella Salazar's picture

El culto y fetichismo que profesa el régimen hacia Simón Bolívar ha tornado su figura universal, como Libertador de América, en una suerte de caricatura de cómics, y transgredido incluso su obra y la circunstancia histórica del siglo XIX. El aniversario de su natalicio, con la presencia en el país de Hugo Chávez y el circo demencial y hasta pavoso montado con los restos de Bolívar, llegó al clímax con la presentación de su ADN y de la truculenta investigación sobre la mil veces estudiada muerte del Libertador.

El Juicio Final

Marianella Salazar's picture

La enfermedad de Chávez no se está asumiendo con dignidad al convertirla en show mediático y negarle al país un parte médico...El paciente tiene sus derechos de recibir el tratamiento médico y recuperarse, pero no debe tener más que el resto de los mortales que padecen una enfermedad grave o terminal, sobre todo, si son perseguidos políticos privados de libertad, como la jueza Affiuni, el comisario Lázaro Forero, o el dirigente de Fuerza Solidaria, Alejandro Peña Esclusa, entre otros que padecen cáncer y por quienes abogan figuras internacionales de izquierda, como Noam Chomsky, par

Días están contados

Marianella Salazar's picture

Contra viento y marea, es decir, contra la resistencia de la Fuerza Armada bolivariana a la indeseable intromisión y presencia de los cubanos en los cuarteles, considerados invasores, Fidel y Raúl Castro insisten ­por enésima vez­ en mandar a Venezuela al vicepresidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros de Cuba, veterano de la revolución y cerebro de los servicios de inteligencia, el general Ramiro Valdés, uno de los hombres más temidos en Cuba.

El retorno de los muertos vivientes

Marianella Salazar's picture

Hugo Chávez tuvo que regresar a Venezuela para abortar la juramentación ­que se estaba programando para esta semana­ de Elías Jaua como presidente encargado y acabar de una vez con las pretensiones de los operadores que comenzaron a tender puentes con sectores de oposición, para recibir apoyo en un posible gobierno de transición. No hay chavismo sin Chávez.

Pages