Charreteras estratégicas

Marianella Salazar's picture

La delicada salud del Presidente de la República y su viaje para una nueva intervención quirúrgica en Cuba han franqueado diversas tendencias en el seno de la Fuerza Armada.
El pasado lunes de Carnaval, el ministro de la Defensa, general Henry Rangel Silva, convoco al Alto Mando Militar con carácter de urgencia a una reunión el martes a primera hora, donde explicó las graves condiciones del mandatario. Fue una reunión corta pero conciliadora, haciendo un llamado a recapacitar, especialmente a aquellos “no chavistas”, para que apoyaran al Gobierno “por el bien del país”.
El miércoles de Ceniza, un numeroso grupo de militares y algunos integrantes del Alto Mando Militar, a quienes les pareció sospechosa la actitud reconciliadora del ministro de la Defensa y el silencio “sepulcral” asumido por el general Alcalá Cordones, analizaron el vacío de poder con la posible desaparición del Presidente, el nuevo mapa estratégicomilitar, la situación política producida por las primarias celebradas en la oposición y las elecciones presidenciales.
Se plantearon diversos escenarios, entre ellos, situaciones violentas que puedan generar un caos (propiciadas por los llamados “narcogenerales”, apoyados por cubanos, elementos de las FARC y la milicia), que obliguen a posponer las elecciones.
1º grupo: integrado por altos oficiales que proponen la separación definitiva por motivos de salud de Hugo Chávez de la Presidencia de la República; presionar al vicepresidente Elías Jaua para que renuncie y juramentar al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, como lo señala la Constitución. Posteriormente, designar a una junta cívico-militar dirigida por un militar retirado y realizar elecciones cuando estén dadas las condiciones y cese cualquier situación de violencia.
2º grupo: integrado por los Ni-Ni de la FAN. Manifiestan que el camino de las elecciones presidenciales ­sin Chávez­ debe continuar como están planificadas en octubre. Promueven una amnistía general de militares y civiles presos o exiliados, antes de las elecciones, para dar un ejemplo de la vocación democrática de la Fuerza Armada. Rechazan de plano la propuesta de una junta cívico-militar, porque haría estallar una situación similar a la de Siria y la intervención de Estados Unidos.
3º grupo: es una minoría sin liderazgo en la FAN, a la que denominan como “narcogenerales”. Los expedientes en Estados Unidos, donde se les acusa de colaborar con la narcoguerrilla los hace muy vulnerables.
Se enfrentarán a procesos judiciales. Tienen el juego trancado y se encuentran infiltrados por agentes de inteligencia. Están contando con el apoyo de las FARC, cubanos y de algunos militares. Su centro de operaciones se ha desplazado de Cuba hacia Nicaragua, donde obtendrán en el futuro su asilo político.
Tic tac Semana crucial: nuestra fuente de inteligencia asegura que las fuerzas militares están en alerta, que 80% de los militares no está involucrado ni con el narcotráfico ni con las guerrillas, que sus desacuerdos se resolverán esta semana, cuando se defina el escenario político ante una probable ausencia del Presidente y afirma que en la FAN prevalecerá una posición institucional y democrática.
Fin de la manguanga: los aviones de Cubana de Aviación están llegando a La Habana repletos de personal cubano, con sus maletines a reventar. A Cuba le interesa llevarse el oro lo más rápido posible. No quiere repetir la historia cuando la Unión Soviética se retiro y la dejó sin subsidios económicos. Con Chávez convaleciente en La Habana, bajo el influjo de los hermanos Castro, los cubanos se resolverán financieramente y podrán aumentar sus reservas… tic tac

Fuente: El Nacional