Para formar parte de la información

Marianella Salazar

La defenestración previa

Marianella Salazar's picture

La presencia de Hugo Chávez en Cuba, sirvió para que recibiera, además del tratamiento y la quimioterapia, las directrices de Fidel Castro, quien le demostró, que el verdadero enemigo de la revolución bolivariana y del Socialismo del Siglo XXI, está dentro de su entorno interno, entre sus secuaces, formados a su imagen y semejanza.

Así habla Chaveztustra

Marianella Salazar's picture

Cada vez que el Presidente recibe una sesión de quimioterapia en La Habana, lo asalta Zaratustra, aparece acompañado por Fidel Castro. A nadie se le puede escapar que el dictador caribeño fue marcado por las enseñanzas del filósofo alemán Friedrich Nietzsche, a través del profeta Zaratustra, creado a su imagen y semejanza, y para quien las masas debían gritar al ritmo de su ruidoso látigo o, de lo contrario, obedecer y callar. Como es lógico, calificaba la democracia de estúpida y degradante. De esos postulados se nutrieron el fascismo, el nazismo y todos los totalitarismos.

La cuenta atrás

Marianella Salazar's picture

A los venezolanos se nos está negando el derecho de conocer con exactitud el diagnóstico y la previsible evolución de la enfermedad del Presidente de la República, con el único fin de evitar decisiones políticas que afecten la continuidad del proceso revolucionario, próximo a su extinción. El parte médico no puede estar en boca del paciente porque carece de toda credibilidad, mucho más si es un fabulador y mentiroso contumaz como Hugo Chávez.

Taras y truculencias

Marianella Salazar's picture

El culto y fetichismo que profesa el régimen hacia Simón Bolívar ha tornado su figura universal, como Libertador de América, en una suerte de caricatura de cómics, y transgredido incluso su obra y la circunstancia histórica del siglo XIX. El aniversario de su natalicio, con la presencia en el país de Hugo Chávez y el circo demencial y hasta pavoso montado con los restos de Bolívar, llegó al clímax con la presentación de su ADN y de la truculenta investigación sobre la mil veces estudiada muerte del Libertador.

El Juicio Final

Marianella Salazar's picture

La enfermedad de Chávez no se está asumiendo con dignidad al convertirla en show mediático y negarle al país un parte médico...El paciente tiene sus derechos de recibir el tratamiento médico y recuperarse, pero no debe tener más que el resto de los mortales que padecen una enfermedad grave o terminal, sobre todo, si son perseguidos políticos privados de libertad, como la jueza Affiuni, el comisario Lázaro Forero, o el dirigente de Fuerza Solidaria, Alejandro Peña Esclusa, entre otros que padecen cáncer y por quienes abogan figuras internacionales de izquierda, como Noam Chomsky, par

Días están contados

Marianella Salazar's picture

Contra viento y marea, es decir, contra la resistencia de la Fuerza Armada bolivariana a la indeseable intromisión y presencia de los cubanos en los cuarteles, considerados invasores, Fidel y Raúl Castro insisten ­por enésima vez­ en mandar a Venezuela al vicepresidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros de Cuba, veterano de la revolución y cerebro de los servicios de inteligencia, el general Ramiro Valdés, uno de los hombres más temidos en Cuba.

El retorno de los muertos vivientes

Marianella Salazar's picture

Hugo Chávez tuvo que regresar a Venezuela para abortar la juramentación ­que se estaba programando para esta semana­ de Elías Jaua como presidente encargado y acabar de una vez con las pretensiones de los operadores que comenzaron a tender puentes con sectores de oposición, para recibir apoyo en un posible gobierno de transición. No hay chavismo sin Chávez.

Spanish revolution

Marianella Salazar's picture

La magnitud de las protestas ocurridas en decenas de plazas por toda España, donde miles de personas permanecen acampando: jóvenes “indignados”, acompañados por jubilados, desempleados y amas de casa igualmente “indignados”, hartos de los gobiernos de izquierda y derecha que se alternan el poder, es un fenómeno cuya naturaleza ­aún­ no puede verse con claridad.

Pasar la página

Marianella Salazar's picture

Resulta sorprendente que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, haya decidido pasar la página sobre los graves vínculos mantenidos por la organización terrorista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia con el gobierno de Hugo Chávez, revelados en los documentos encontrados en tres computadores, dos discos duros y tres memorias USB rescatados del campamento de Raúl Reyes ­el número 2 de las FARC­, muerto a manos de las fuerzas armadas colombianas en marzo de 2008, cuando el actual mandatario colombiano era ministro de la Defensa y compartía con la misma determinación y cora

“Operadores del imperio”

Marianella Salazar's picture

Al momento de cerrar esta columna no ha llegado a mis manos la revista Ámbito Cívico Militar, órgano de divulgación del Comando Estratégico Operacional ­CEO­ de la Fuerza Armada Nacional, dirigida por el general Henry Rangel Silva. Tengo una copia incompleta del texto donde supuestamente declaran como “objetivo militar” a la directora de la ONG Control Ciudadano, Rocío San Miguel, y a tres periodistas, entre los cuales me incluyen.

Realismo-mágico peruano

Marianella Salazar's picture

Mario Vargas Llosa, el hombre que nos ha enseñado a odiar las dictaduras y a los dictadores a través de los personajes descritos en sus novelas sobre dictaduras latinoamericanas -Conversación en La Catedral y La Fiesta del Chivo-, nos sorprende hasta lo indecible al apoyar para la segunda vuelta de los comicios en su país, al ex golpista Ollanta Humala, un militar retirado que desde su irrupción en la política peruana ha recibido la adhesión de Hugo Chávez, “el gran desestabilizador de la democracia en América Latina”, como acaba de definirlo el propio Vargas Llosa, además de til

La Pulga de Birán

Marianella Salazar's picture

En medio siglo de revolución cubana apenas se han realizado seis congresos del partido comunista cubano. El último, celebrado el pasado fin de semana, con los protagonistas de 1959 en plena extinción, pretendió definir el rumbo de la revolución. No pudo presidirlo el líder máximo, Fidel Castro -más muerto que vivo-, así que por fin le tocó el turno a Raúl, que también está en cuenta regresiva.

Terrorismo ideológico

Marianella Salazar's picture

La dirigencia de oposición no quiere entender que en un régimen como el de Chávez, que pretende perpetuarse en el poder y ha vaciado las instituciones democráticas de toda capacidad de ejercer poder legítimo, no existe la relación dialéctica gobierno-oposición, propia de la dinámica política de los sistemas democráticos.

Llamen a la Liga Árabe

Marianella Salazar's picture

Cómo hace falta Lula para que aconseje a Chávez en el escabroso tema del genocidio en Libia; desde que salió de la Presidencia del Brasil, se nota el vacío dejado en las relaciones internacionales. Como Chávez tampoco puede acudir al enfermo terminal de Fidel, trae al actor estadounidense Sean Penn para “conversar sobre temas internacionales de actualidad”, ¡francamente!

Dudamel: ficha clave del régimen

Marianella Salazar's picture

Sin duda, el tema Gustavo Dudamel ha sido tabú desde su aparición ­batuta en mano­ en el cierre definitivo de RCTV. Atrás quedó su ambigüedad para hacerse a un lado de un gobierno desprestigiado por su precariedad democrática, para ser reconocido como máximo exponente del socialismo musical bolivariano y ficha clave dentro de la propaganda y promoción internacional del régimen chavista.

Tinglado bélico

Marianella Salazar's picture

No fueron significativas las pérdidas de material bélico en el incendio de Cavim. Antes del siniestro, 75% de las armas y municiones habían sido trasladadas progresivamente a otros lugares. El mismo presidente Chávez lo confirmó el domingo e indicó que el grueso del material y las municiones las habían sacado hacia unos túneles, que por razones de seguridad no podía revelar.

Carne de cañón

Marianella Salazar's picture

Todo dictador extrema las perversiones para evitar ser derrocado. Los grupos de damnificados estratégicamente ubicados en sedes del poder e instalaciones militares, como el palacio de Miraflores, el Palacio Blanco, Fuerte Tiuna y la base aérea de La Carlota, tienen como objetivo servir de escudos humanos civiles, constituidos por mujeres y niños, en caso de un posible ataque contra objetivos militares. Chávez está más obsesionado que nunca con la posibilidad de ser desalojado por la fuerza del poder.

Ciudadano del cielo

Marianella Salazar's picture

Nunca dejaron de asombrarme las ideas visionarias del arquitecto William Niño Araque, siempre descubriendo la belleza de la ciudad aunque nadara en el estercolero-; su fascinación por el Ávila, por el paisaje tropical que se sobreimpone, majestuoso, sea en Chulavista, Petare o Catia, Macuto, Tanaguarena o Los Caracas, lo hacía describir panorámicas hermosas que la mayoría de los ciudadanos no percibe ni imagina.

El “hermano” Raúl

Marianella Salazar's picture

Hugo Chávez tiene graves dificultades con la realidad; las cámaras de televisión ­que tienen la facultad de ser espejo de aumento­ muestran a un hombre acorralado por su incompetencia, que huye de la realidad porque no la entiende o porque “esotéricamente” no la acepta. Conocedores de sus limitaciones y desvaríos, Fidel y Raúl, que han sabido aprovecharse para obtener millones de dólares de las arcas venezolanas, intentan apropiarse de su voluntad para gobernar a Venezuela por persona interpuesta.

Avilicidio

Marianella Salazar's picture

Ya sabemos que los fenómenos de la naturaleza tienen su por qué y su para qué. Para mí que esto de las lluvias torrenciales en gran parte del territorio nacional nos quiere decir algo, como lo hizo el deslave de Vargas en diciembre de 1999, cuando comenzaba el gobierno de Hugo Chávez. Aquel diluvió nos aviso de los cambios traumáticos que nos esperaban y que debíamos soportar por más de una década; ahora, cuando el país se cae a pedazos por efectos de las persistentes lluvias, esa nube negra instalada en nuestra geografía no anuncia otra cosa que el naufragio.

Pages