Chávez nombra a Miguel Rodríguez Torres nuevo jefe de inteligencia


El presidente Hugo Chávez designó al general Miguel Rodríguez Torres como jefe de una de las principales agencias de inteligencia de Venezuela, cargo que ya ocupó en algunos de los momentos más turbulentos en los más de diez años de gobierno del líder izquierdista. Rodríguez Torres, uno de los más estrechos colaboradores de Chávez, reemplaza al general Henry Rangel Silva, como jefe de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP), la policía política venezolana, se informó el lunes. El nuevo nombramiento entró en vigencia luego de su publicación en la Gaceta Oficial. El gobierno no informó sobre las razones de salida del general Rangel, ni cual será su destino.

El año pasado, el Departamento del Tesoro estadounidense acusó a Rangel Silva, junto a Hugo Carvajal Barrios, director de la Dirección General de Inteligencia Militar y Ramón Rodríguez Chacín, quien fue ministro de Relaciones Interiores hasta septiembre del 2008, de apoyar las actividades narcotraficantes de las FARC y advirtió que congelaría sus bienes.

Al respecto, Chávez manifestó que Estados Unidos formuló esas acusaciones "sin pruebas ni nada" y conjeturó que los señalamientos eran parte de una represalia por la expulsión de su embajador en Caracas unos días antes.

Rodríguez Torres, por su parte, estuvo a cargo en su pasada gestión como director de la DISIP, de varios sonados casos, entre ellos las investigaciones por los ataques que sufrieron en febrero del 2003 la embajada de España y el Consulado de Colombia.

Además de un caso por el que fueron sentenciados en 2005 tres militares venezolanos y 27 colombianos acusados de "rebelión militar", señalados de integrar un supuesto grupo de paramilitares.

El grupo fue detenido en mayo del 2004 a las afueras de Caracas, y el gobierno los acusó de planificar un complot que incluía el asesinato del mandatario venezolano. Las autoridades adujeron que el plan fue montado por la oposición venezolana y Estados Unidos. Los opositores y Washington rechazaron la versión.

Rodríguez dejó el cargo de director de la DISIP en medio de un escándalo derivado por la fuga del narcotraficante colombiano José María Corredor, también conocido como José Rodríguez Buitriago, alias el "Boyaco".

En aquel entonces las autoridades venezolanas dijeron que se determinó que el narcotraficante "gozaba de privilegios" de parte de la policía política, de cuya sede escapó el 11 de junio de 2005. Estaba detenido desde octubre del 2004.

Tras la fuga, Chávez ordenó reestructurar e investigar "toda la DISIP", que incluyó la remoción de Rodríguez. No se hicieron cargos en su contra.

Fuente: http://www.diariolavoz.net/seccion.asp?pid=18&sid=424&notid=302518

YU

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios