El Sucre responde a la tendencia mundial de buscar un nuevo equilibrio financiero