¿Estas deprimida después de tu cirugía?... sigue estos consejos

Esta depresión aparece de vez en cuando y puede durar varios días, semanas e incluso meses. Los pacientes, familiares y seres queridos deben ser conscientes de que después de la operación, la depresión puede ser muy debilitante. Necesitan entender este fenómeno con el fin de ayudar al paciente a lidiar con él de una manera positiva, en lugar de hacer comentarios que pueden empeorar el estado de ánimo del paciente.

Cuando alguien se somete a un procedimiento médico necesario, como una cirugía de hernia, nadie pone en duda la necesidad o la credibilidad de esa cirugía, y por lo tanto recibe todo el apoyo y el aliento desde el principio. Pero cuando se trata de la cirugía estética, los amigos, así como sus seres queridos, se preguntan si es necesario o no, e incluso tratan de convencerlo de no hacerlo.

Todos los comentarios negativos a menudo afectan al paciente y esto contribuye a un estado de depresión después de la cirugía. Cualquier retraso en la cicatrización o tal vez una complicación menor en la cirugía puede ser perjudicial para el paciente, y a veces, puede desencadenar una "depresión post-operatoria". Esto hace al paciente cuestionarse la necesidad real de la cirugía, o incluso pueden experimentar sentimientos de culpa, remordimiento, molestia o dolor después de la cirugía. Además, el posible aspecto desfavorable de la cicatrización de los tejidos (cicatrices) en los primeros días de la cirugía aumenta la posibilidad de depresión.

Las mujeres con hijos pequeños son más propensas a sufrir estas depresiones, porque a menudo no pueden cuidar o abrazar a sus hijos, se cuestionan en cuanto a la "verdadera" razón por la que se sometieron a la cirugía y, a veces se culpan por no ser capaces de proporcionar una atención adecuada a sus hijos, culpando a la cirugía de privarlas de ser una "buena madre".

También hay una causa hormonal para la depresión post-operatoria. La tensión que rodea el procedimiento quirúrgico aumenta el nivel de cortisol (una hormona) en el cuerpo, y si el nivel de esta hormona disminuye se puede crear una especie de retirada, dando vida así a lo que se conoce como la depresión.

Es importante que los pacientes que se sientan deprimidos eviten el contacto con las personas que tienden a ser negativas y que están en contra de cualquier tipo de procedimientos cosméticos. Siempre y cuando el paciente tenga una expectativa realista de la cirugía estética y tenga una idea clara de su recuperación post-operatoria, tendrá una experiencia positiva, una buena recuperación y unos resultados magníficos.

Fuente: Huffingtonpost

EA

Categoria: