Para formar parte de la información

Odio

El odio que amenaza a los medios, partidos y ciudadanos en Venezuela

El odio que amenaza a los medios, partidos y ciudadanos en Venezuela.EFE

Un mensaje u opinión que se haga público en Venezuela y que sea considerado por el Gobierno como un insulto o expresión de "odio" podría llevar a la cárcel a ciudadanos comunes, a cerrar medios y a sancionar a partidos políticos gracias a una polémica ley que acaba de entrar en vigencia en el país

La Constituyente venezolana aprueba penas de hasta 20 años por "delitos de odio"

La Constituyente venezolana aprueba penas de hasta 20 años por "delitos de odio"

La plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela aprobó hoy una "Ley contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia" que castigará con penas de hasta 20 años de cárcel a quienes sean hallados culpables de promover "delitos de odio".

Vladimir Gessen: Estos son los “antivalores” del “Che”

Basta hojear los escritos de Ernesto Guevara, alias “el che”, para conocer sus “valores”, más bien sus “antivalores”. En ellos, sobresaldrá un culto al odio, a la guerra y a la violencia. Leamos una apretada síntesis de sus escritos: “El odio como factor de lucha, el odio intransigente… que lo convierte en una efectiva, violenta, selectiva y fría máquina de matar… Un pueblo sin odio no puede triunfar… Hay que llevar la guerra hasta el enemigo… a su casa, a sus lugares de diversión; hacerla total… atacarlo donde quiera que se encuentre; hacerlo sentir una fiera acosada por cada lugar que transite… Eso significa una guerra larga… cruel. Que nadie se engañe y que nadie vacile en iniciarla por temor a los resultados que pueda traer para su pueblo… En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que nuestro grito de guerra haya llegado hasta un oído receptivo, y otra mano empuñe nuestras armas, y otros hombres entonen los cantos luctuosos, con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra… Cómo podríamos mirar el futuro de luminoso y cercano, si dos, tres, muchos Vietnam florecieran, con su cuota de muerte, y sus tragedias inmensas… Uno de los grandes dramas del dirigente es que debe unir a un espíritu apasionado una mente fría, y tomar decisiones dolorosas sin que se contraiga un músculo… Creo en la lucha armada como única solución… La revolución es lo importante, y cada uno de nosotros, solo, no vale nada… Tiraremos siempre a matar. Por mucho que nos duela ver correr la sangre de inocentes reclutas…

Pages