parroquia Francisco Eugenio Bustamante

Un pequeño de tan sólo un año de edad falleció hoy en circunstancias extrañas mientras se encontraba en la guardería a la que asistía diariamente en la urbanización Altos del Sol Amado de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante en el municipio Maracaibo. El pequeño fue dejado en la guardería por su madre y mientras la persona encargada de su cuidado le preparaba el alimento escuchó un quejido y se percató de que el niño no se movía.

Al percatarse de la situación fue trasladado a un centro asistencial donde se le practicaron unos exámenes que determinaron que el infante presentaba un trauma en la cabeza.

En estos momentos funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) interrogan a la mujer que estaba a cargo del cuidado del niño.

Se conoció de manera extraoficial que el menor es hijo del inspector de la Policía del municipio Padilla, Joelvis Villalobos.

Fuente: http://www.laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=47200

DJ