“El Petróleo como instrumento de progreso”


Imagen de Pedro Elías Hernández

En diciembre pasado, teniendo como escenario la sede del Iesa en Caracas, fue presentado el libro: “El Petróleo como instrumento de progreso: Una nueva relación Ciudadano-Estado-Petróleo”. Este estupendo trabajo fue escrito de manera compartida por Luis Roberto Rodríguez Pardo y Pedro Luis Rodríguez Sosa, ambos profesores e investigadores del mencionado instituto académico. El prólogo fue hecho por el reconocido economista Francisco Monaldi . El ensayo tiene una formidable particularidad y es que los autores son padre e hijo. En el acto de presentación del referido trabajo estuvieron presentes el profesor Asdúbal Baptista y Alberto Quirós Corradi, quienes realizaron una exposición sobre los aportes que hace el libro a la comprención de la economía política venezolana, juntoa la importancia de la propuesta contenida en su texto.

En la introducción del ensayo se nos hace un importante reconocimiento, en nuestra condición de Presidente de la Asociación Civil Petróleo para el Pueblo, dado que desde hace más de una década hemos venido insistiendo en promover un cambio radical en el modelo de asignación de la renta petrolera dentro de la sociedad venezolana y de transformar el actual sistema rentístico de capitalismo de Estado predominante en el país.

El libro de los profesores Luis Roberto Rodríguez y Pedro Luis Rodríguez, editado por el IESA, uno de los centros de enseñanza e investigación más importantes de Latinoamárica, le ha dado finalmente reconocimiento académico a una idea que desde hace tiempo hemos estado exponiendo un grupo de venezolanos con el propósito de producir una auténtica renovación en nuestra realidad económica, social e institucional.

A continuación transcribimos parte de la propuesta de los profesores Rodríguez y que recientemente se ha recogido en su extraordinario libro.

FONDO PATRIMONIAL DE LOS VENEZOLANOS

Partiendo de dos premisas básicas se hace esta propuesta para la creación de un fondo de ahorro y estabilización en Venezuela utilizando para ello la renta petrolera.

Las premisas básicas son:

1. Las reservas petroleras son propiedad de la nación, es decir de todos y cada uno de los venezolanos presentes y futuros, y no del estado.

2. Las reservas petroleras constituyen un activo que se liquida y por lo tanto la explotación petrolera significa una reducción del patrimonio nacional si el producto de esa explotación no se invierte o ahorra.

El Fondo Patrimonial de los Venezolanos se crearía mediante disposición constitucional que establezca claramente que tanto las reservas petroleras como el Fondo Patrimonial de los Venezolanos son propiedad de la nación, es decir de todos y cada uno de los venezolanos presentes y futuros. La totalidad del ingreso petrolero será enterado directamente al Fondo, esto incluye el impuesto sobre la renta de las actividades petroleras, el impuesto de explotación (regalías), los impuestos superficiales, los dividendos de PDVSA, y otros ingresos provenientes de la apertura petrolera tales como bonos de rentabilidad, bonos de desempate y cuotas de participación. El Fondo a su vez garantizará al Fisco la entrega de un porcentaje del promedio anual de dichos ingresos en los últimos cinco años.

CUENTAS INDIVIDUALES

El capital ahorrado en el Fondo y su rendimiento serán repartidos entre todos y cada uno de los venezolanos mayores de dieciocho años y depositado en sus respectivas cuentas individuales de fideicomiso, de las cuales serán titulares .El saldo individual de capital acululado en el Fondo estará disponible al ciudadano una vez alcanzada su edad de jubilación, sirviendo como complemento a lo ahorrado en los fondos de retiro. Previo a la edad de retiro, el ciudadano podrá acceder a parte del capital ahorrado para financiar gastos específicos en planes de salud y educación, en cualquier institución publica o privada de su preferencia. En tal sentido los egresos del Fondo se dividirán entre gastos de corto plazo y gastos de largo plazo.

INVERSIÓN DEL CAPITAL

Con la excepción de las entregas garantizadas al fisco ya señaladas, el patrimonio del Fondo será intocable y debe ser invertido en una cartera diversificada de activos financieros externos que ofrezcan en primer lugar seguridad del capital y en segundo lugar el mejor rendimiento a mediano y largo plazo acorde con la seguridad del capital. Las reglas que establecen la distribución de los activos entre acciones e instrumentos de renta fija, denominación de monedas por países y límites de riesgo de los instrumentos de la cartera serán aprobadas por el Banco Central de Venezuela y podrán variar a medida que aumente el patrimonio del Fondo. Estará expresamente prohibido la compra por parte bdel Fondo de títulos valores u obligaciones del gobierno mvenezolano.

ADMINISTRACIÓN

El Fondo será administrado por un Directorio independiente constituido por ocho Directores nombrados por períodos escalonados de cuatro años. Los Directores deberán ser personas de reconocida experiencia en el área financiera y gerencial. Serán designados dos por el poder ejecutivo, dos por el poder legislativo, dos por la asociación de gobernadores y alcaldes, y dos por el Banco Central. La Presidencia del Directorio se irá rotando anualmente entre todos los Directores. El Directorio contratará un Director Ejecutivo que llevará, junto al personal requerido, la administración operativa del Fondo.

El Directorio estará sometido a la supervisión del poder legislativo que aprobará su presupuesto anual de operaciones. Estará también bajo la supervisión de la Contraloría General. Se contratará por licitación un banco internacional de inversiones de reconocida reputación que hará una evaluación anual del desempeño del fondo en cuanto a: a) cumplimiento de sus objetivos y normas; b) su rendimiento comparado con fondos similares; y c) una comparación con los índices de los mercados financieros internacionales. Cada tres años se cambiará el banco que hace esta evaluación. Tanto los balances anuales auditados por auditores externos como la evaluación antes mencionada serán prontamente divulgados al público. Toda esta información así como un balance de comprobación mensual del Fondo deberá estar disponible al público en general en una página web.

Las entregas por parte del Fondo al Fisco deben considerarse como un aporte de de todos los venezolanos similar a el pago de un impuesto. Dichas entregas deben asignarse individualmente y notificársele a cada ciudadano cuánto fue su contribución anual. De esta manera se establecería entre todos los venezolanos la relación contribuyente-estado que viene acompañada usualmente por la exigencia por parte de los contribuyentes de una mejor rendición de cuentas y mayor transparencia en la gestión del Estado.
Pedro Elías Hernández

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios