Soluciones a los problemas más comunes de la piel


Venimos en diferentes tamaños y colores, pero muchas compartimos los mismos problemas de la piel. Aquí soluciones para las molestias más frecuentes.

"Mi piel es grasosa y escamosa"

Prevención: Utiliza un jabón facial con 2% de ácido silícico en la frente, oreja y barbilla, recomienda la dermatóloga Meghan O' Brien de Nueva York. Salta las mejillas y sólo enjuágalas con agua tibia. Antes de ir a la cama, marca la zona T en tu rostro con un suero glicémico exfoliante.

Protección: Aplica a diario un filtro solar libre de aceite con FPS 30 y ácido hialurónico. Este ayuda a hidratar sin hacerte grasosa.

"Mi piel se siente tirante"

Prevención: El agua caliente y los jabones con cualidades de detergentes son buenos para lavar ropa, pero dejan la piel muy seca, dejándola demasiado limpia. Enjuaga con agua semi tibia y utiliza una limpiadora delicada que no remueva los aceites naturales de tu rostro, recomienda O' Brien.

Protección: Aplica una capa espesa de crema facial con ceramida en piel mojada para que atrape la humedad – como si pusieras una capa protectora sobre tu esmalte de uñas. En las mañanas, aplica una segunda capa de humectante con FPS 30.

"Soy un desastre grasoso a las 2 PM"

Prevención: Trata una limpiadora basada en gel (las cremosas son muy pesadas) con ácido glicémico, un exfoliante poderoso que penetra profundo para limpiar los aceites que puedan estar escondidos en tus poros. Luego aplica un gel matizador para la piel para absorber el brillo, recomienda el dermatólogo de Nashville, Michael Gold.

Protección: El filtro solar sigue siendo mandatorio. Busca uno con avobenzona, que es conocido porque tiende a resecar – pero de buena manera. Antes de ir a la cama, aplica un suero de retinol, que le señala a la piel producir menos aceite.

"Estoy roja y no me estoy sonrojando"

Prevención: La piel súper sensitiva tiende a enrojecerse. Evita los jabones con fuertes detergentes. Tu mejor opción es un enjuague facial que diga 'libre de jabón'.

Protección: Protege tu piel de los rayos UV con una crema que contenga FPS 30 y óxido de zinc, un anti-inflamatorio que reduce el enrojecimiento, dice O' Brien. Por las noches, utiliza una loción que diga hipoalergénico en su etiqueta, esto significa que es libre de irritantes.

Fuente: Huffingtonpost

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal