"Píldora del día después": ¿En qué consiste este método anticonceptivo?


Su efectividad es conocida desde hace tiempo, sin embargo debido a los medios de difusión se ha incrementado su uso generando una aceptación generalizada en las mujeres de todas las edades y condiciones.

Como se sabe, existen diversos métodos para prevenir los embarazos no deseados, pero cuando los anticonceptivos no se utilizan o existe alguna situación en la que no se haya podido usar ningún método, la pastilla del día después o anticonceptivo de emergencia se convierte en la mejor opción.

Mucho se ha dicho sobre esta polémica píldora: qué es abortiva, que su uso conlleva riesgos...sin embargo, no todo es cierto.

¿Qué es la anticoncepción de emergencia?

Este método consiste en la administración de un producto hormonal, después de un contacto sexual sin protección, con la finalidad de prevenir el embarazo.

El primer comprimido del método de emergencia debe tomarse tan pronto sea posible después del contacto sexual sin protección, y dentro de las 72 horas (3 días) después de la relación.

El segundo comprimido debe ser ingerido entre las 12 horas y las 24 horas, a más tardar, después de la primera toma.

Tras haber tomado la píldora del día después se debe utilizar un anticonceptivo de barrera (condón o diafragma) como método anticonceptivo hasta que aparezca el siguiente período menstrual.

La píldora del día después actúa interfiriendo en el proceso de la ovulación ya que pueden inhibir o alterar la calidad de la ovulación, inhibir el transporte del óvulo o de los espermatozoides, o impedir la unión del óvulo con el espermatozoide, proceso llamado fecundación.

Tomada durante las primeras 24 horas después de la relación sexual, evita el 95 % de los embarazos.

La siguiente menstruación en general viene cuando corresponde, aunque en algunos casos puede adelantarse unos días o atrasarse cinco días como máximo.

Si luego de este plazo no se ha tenido el sangrado menstrual, debe realizarse un test de embarazo porque existe un mínimo porcentaje de casos en que la píldora no logra evitarlo.

Un método con historia La PAE, o píldora anticonceptiva de emergencia, es un método que existe desde los años 60 y que hasta hoy, sigue generando polémica.

En muchas ocasiones es catalogada como píldora abortiva por ciertos sectores de la iglesia, sin embargo vale aclarar que este concepto es equivocado.

La anticoncepción hormonal de emergencia está aprobada por la Organización Mundial de la Salud, la Federación Internacional de Planificación de la Familia y la mayoría de las agencias sanitarias regulatorias, como la Administración Nacional de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos.

La píldora no es abortiva ya que el aborto se define como la extracción de un embrión o feto que se encuentra dentro de la madre y para la medicina, un embrión se convierte en persona a partir de la implantación del óvulo en el útero.

Un dato muy importante a tener en cuenta es que si en el momento de ingerir la píldora, ya se ha producido la fecundación o la implantación, la medicación no producirá la pérdida del embarazo ni dañará al embrión.

¿Cuándo se puede recurrir a este tipo de anticoncepción?

Estas son algunas de las situaciones de emergencia, en la que se puede recurrir al uso de la PAE:

Encuentro sexual sin uso de método anticonceptivo.

Abuso sexual.

Uso incorrecto, accidente o falla potencial de un método anticonceptivo: como la rotura del preservativo, la expulsión del DIU (dispositivo intrauterino), el olvido en la toma de la píldora anticonceptiva, etc.

¿Cuál es la diferencia con la píldora anticonceptiva?

La píldora anticonceptiva de emergencia, sólo debe ser utilizada en casos de urgencia e indicada por un especialista en aquellas mujeres que tuvieron una relación sexual no planificada y sin protección, o en el caso de una violación.

Los anticonceptivos, por otra parte, se usan como método regular de prevención de embarazos.

Los anticonceptivos orales contienen hormonas (en general derivados de estrógenos y progesterona), que funcionan como anovulatorios.

Por otra parte, las últimas innovaciones anticonceptivas ponen a disposición de las mujeres píldoras de baja dosis hormonal, mientras que la píldora del día después contiene una dosis alta y, además, actualmente contiene sólo un derivado de la progesterona.

Mientras que la píldora anticonceptiva está compuesta por una combinación de dos hormonas (estrógenos y progesterona).

El anticonceptivo de emergencia es un método de uso ocasional y en ningún caso puede sustituir a los medios habituales de anticoncepción.

Sólo ocasionalmente Aunque, como su nombre lo indica, ésta píldora fue formulada para utilizar en casos de emergencia, algunas mujeres la utilizan regularmente, sobre todo aquellas que tienen relaciones sexuales no muy frecuentes.

Sin embargo, como la píldora concentra altas dosis hormonales, no es conveniente usarla regularmente.

Por ello, es sumamente importante recalcar la importancia que tiene la educación sexual para evitar embarazos no deseados, abortos y contagio de enfermedades de transmisión sexual.

La píldora del día después sólo se encuentra contraindicada en aquellas mujeres que no pueden recibir medicación hormonal y en pacientes con insuficiencia hepática.

Además, vale mencionar que los efectos secundarios de esta píldora son frecuentes.

Se calcula que un 20 % de las mujeres padecen náuseas, vómitos, dolor de cabeza y tensión mamaria.

Siempre es aconsejable que la píldora, como cualquier otra medicación, sea presc ripta por un profesional. Diferentes fórmulas Los estrógenos a altas dosis fueron los primeros en utilizarse como método de anticoncepción postcoital pero se dejaron de usar porque generan muchos efectos adversos.

También puede utilizarse el método de Yuzpe, que consiste en la utilización de altas dosis de estrógeno y de progesterona, debiendo ser ingerida en dosis con un intervalo de doce horas.

En este caso la eficacia es cercana al 75%, pero su efectividad depende de lo pronto que se administre después del coito.

Pero esta combinación resulta ser menos efectiva y produce más efectos secundarios que la píldora usada en la actualidad.

Actualmente el método más utilizado y que se conoce vulgarmente como píldora del día después, consiste en la administración de una sola hormona que es un tipo de progesterona, llamada levonorgestrel en dosis de 1,5 mg.

Este método es considerado el más efectivo, cercano al 95%, y es mejor tolerado que los otros métodos.

Fuente:
El Manana.com

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios