Cuba cuestiona la "credibilidad" de Almagro para juzgar sus próximos comicios

Cuba cuestiona la "credibilidad" de Almagro para juzgar sus próximos comicios

Cuba cuestionó hoy la "credibilidad, moral y ética" del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y rechazó sus críticas a las elecciones generales de marzo próximo, de donde saldrán los diputados que designarán en abril al nuevo presidente de la isla.

"(Almagro) comete un gran error al desconocer e ignorar la decisión de los cubanos de ser soberanos e independientes", dijo a la prensa local el vicecanciller cubano, Rogelio Sierra.

La isla responde así a las recientes declaraciones de Almagro en Miami (EE.UU.), donde puso en duda la veracidad de los comicios y llamó a desconocer "una sucesión no democrática en Cuba".

El secretario de la OEA habló en un acto del movimiento Cuba Decide, que promueve la celebración de un plebiscito vinculante para que el pueblo cubano decida qué sistema político quiere, al que asistieron personalidades como el excongresista Lincoln Díaz-Balart, políticos, empresarios y artistas de la comunidad cubano-americana.

Almagro, excanciller uruguayo, también apeló al apoyo de la comunidad internacional, a la que pidió no aceptar a "dictadores" en ámbitos como la venidera Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en abril próximo en Lima.

Sierra afirmó que Almagro "trató de deslegitimar la soberanía e independencia de Cuba para decidir su sistema político y pretendió apoyar así las campañas y acciones de la contrarrevolución y sus aliados en esa nación", publica la estatal Agencia Cubana de Noticias.

"Se vio en Miami con un sector de la comunidad cubana en EE.UU. que todavía sueña con derrocar a la Revolución; en contraposición, ha hecho silencio cómplice sobre las recientes declaraciones que hizo el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, quien dijo que apoya un golpe militar contra Venezuela", subrayó.

El vicecanciller cubano aseguró que la isla comunista "seguirá su propio camino, con independencia", para frustración de "sumisos y serviles, como el actual secretario general de la OEA".

En repetidas ocasiones Cuba ha criticado duramente a Almagro, quien protagonizó un polémico encontronazo con la dirigencia de la isla en febrero de 2017, cuando el país caribeño le negó la entrada para recoger en La Habana un premio en memoria del fallecido disidente cubano Oswaldo Payá.

Cuba también ha fustigado las "intenciones imperiales y oligárquicas" de la OEA, de la que Cuba salió en 1962 por "conjuras y presiones" de Estados Unidos.

El próximo 11 de marzo los cubanos votarán en unas elecciones históricas, de las que saldrán los más de 600 diputados a la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral), quienes elegirán a su vez en abril al nuevo presidente del país, que por primera vez en casi sesenta años no estará gobernado por un Castro.

A falta de confirmación oficial, todo parece indicar que el sucesor de Raúl Castro -que dejará el poder con 86 años- será el actual primer vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel, de 57 años e ingeniero informático de formación. EFE / RA

Categoria: