El Parlamento uruguayo aprueba la actuación de Mujica en visita a Venezuela


El Parlamento uruguayo aceptó hoy las explicaciones del Gobierno sobre la visita del presidente José Mujica a Venezuela para asistir a los actos de toma de posesión del presidente Hugo Chávez y descartó, como pedía la oposición, que se tratara de una "intromisión" en los asuntos internos de ese país.

En una dura discusión en la Comisión Permanente del Parlamento, el canciller uruguayo Luis Almagro fue cuestionado por representantes de la oposición por la visita del mandatario uruguayo a Caracas el día 10 de enero, en donde participó en un acto público invitado por el Gobierno de aquel país, un acto que fue considerado por la oposición como "anticonstitucional" por tratarse de una reunión "política".

"El presidente Mujica concurrió a un acto oficial, con alta participación de ministros, autoridades nacionales y regionales, organizado por el Gobierno venezolano y no por un partido político, invitado por el vicepresidente Nicolás Maduro. Punto. Pretender lo contrario sería absurdo y constituye un esfuerzo inútil por seguir confundiendo", indicó el ministro en su defensa.

Para el canciller, su interpelación en el Parlamento a pedido de la oposición fue un acto "inútil y carente de interés institucional" y se lamentó que su país sea el único en el que se cuestionara la participación de su presidente en ese acto.

El senador del Partido Nacionalista Sergio Abreu, cuestionó esa presencia de Mujica en Caracas ya que desde su partida "se sabía que Chávez no estaba en condiciones" de asumir y que por tanto Mujica participó "con intención o no", en un "acto político partidario, donde se lanzaron agravios contra la oposición venezolana y contra todos los que no estaban de acuerdo" con el mismo.

Así, Abreu indicó que eso fue una "intromisión en los asuntos internos de Venezuela" y que el Senado del país no lo autorizó al viaje para que fuera a "un acto de masas en apoyo a Chávez".

Por su parte, el viceministro de exteriores Roberto Conde fue aún más allá en la defensa del viaje y subrayó que este caso refleja "un hostigamiento inútil e infundado" de la oposición uruguaya, que además "conspira" contra "el legítimo interés nacional".

"Con esto comprometen el trabajo de trabajadores y productores uruguayos, que gracias a las excelentes relaciones que tenemos con Venezuela han abierto nuevas oportunidades para mucha gente", indicó el diplomático.

Al finalizar el debate, la Comisión Permanente, dominada por el oficialismo, dio por satisfactorias las explicaciones y emitió una declaración en la que se afirmaba que la actividad que Mujica realizó en Venezuela "se ajusta en todo a las normas constitucionales y legales" del país y a las normas del derecho internacional.

La visita de Mujica a Venezuela suscitó una enorme polémica desde que fue anunciada, ya que en un principio el mandatario uruguayo solicitó permiso para un viaje de 48 horas para el día 9 y 10 de enero sin explicitar el destino del mismo.

Tras numerosas especulaciones sobre su destino y la intención del mismo, el viaje fue aprobado por el Senado cuando se señaló que Mujica iba a acudir a Caracas como representante del Mercosur, cuya presidencia ostenta Uruguay, y para respaldar "al pueblo y al Gobierno venezolano".

Sin embargo, Mujica participó el día 10 en un acto del Gobierno venezolano que se convirtió en un homenaje al presidente Chávez.

Mujica mantiene desde hace años una amistad con Chávez, se ha preocupado por su salud en repetidas ocasiones desde que recayó a finales de 2012 del cáncer que padecía, y desde que ocupa la presidencia las relaciones bilaterales se han estrechado enormemente.

Precisamente, en el año 2012 Venezuela fue el cuarto mercado para las ventas uruguayas y destino para mercaderías por un total de 406 millones de dólares con una suba de 24,7 % en comparación con 2011 y equivalente al 4,6 % del total, según cifras oficiales.EFE

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal