Jesús Chúo Torrealba: Ojalá que la MUD no se meta a madurista

Jesús Chúo Torrealba: Ojalá que la MUD no se meta a madurista

El ex secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús “Chúo” Torrealba, lamentó el cúmulo de errores cometidos por la alianza opositora en los últimos meses, los cuales a su parecer, se vieron reflejados en los resultados de la contienda electoral del pasado domingo, donde el oficialismo obtuvo una importante victoria.

Para el activista social, la falta de rigor y coherencia en las estrategias opositoras, produjo que la MUD se desvinculara de la realidad que vive el país: hambre y miseria. Cuestionó que luego de cuatro meses de intensa lucha en la calle -donde centenares de venezolanos dejaron su sangre en el asfalto- la coalición cambiara su discurso político sin anestesia.

“Quienes decía ‘calle, calle, calle´ pasaron al ‘voto, voto, voto’. Se hizo casi abstracción de la terrible situación económica y social que enfrenta el pueblo venezolano”, recalcó.

Sin embargo, el comunicador popular aceptó que pese a la coyuntura y el descontento popular que ahonda en las calles del país, es un momento “especial” para reconocer las faltas y asumir las diferencias, pues a su juicio, solo así se podrá avanzar y lograr un cambio.

La población venezolana esperaba unos resultados distintos en las elecciones regionales, sin embargo, el oficialismo arrasó en la mayoría de las gobernaciones, ¿qué sucedió el 15 de octubre?

Para entender lo que pasó ese día tienes que remontarte al 6 de diciembre de 2015 cuando obtuvimos la victoria más importante en la historia político-electoral de Venezuela. En ese momento, ganamos en un determinado ritmo al que debimos aferrarnos, porque si ese era el camino de victoria, en él debimos permanecer, pero no fue así. Hubo un debate desordenado que al final terminó con el Referendo Revocatorio (RR). Pusimos todas las esperanzas en ese instrumento y cuando no los quitaron, no quedamos sin política.

Desde entonces surgieron tres ocurrencias: El juicio contra el Presidente que como se sabe no existe en la Constitución; el abandono de cargo que no puede ser más patético porque la única cosa que hace Maduro es estar aferrado al cargo y la marcha al Palacio de Miraflores que no fue una estrategia sino una actividad que nunca tuvo éxito.

Luego vino el proceso fallido de diálogo con el Gobierno y después se terminó con el proceso de lucha que se dio entre abril y julio de este año. Fueron movilizaciones que iniciaron para exigir que hicieran elecciones y terminaron con el planteamiento del 2014: “La calle es la salida”.

Se le aseguró al pueblo que con la fuerza de la calle supuestamente era posible detener la Constituyente y eventualmente salir del régimen, pero llegamos al 30 de julio y eso se mostró como mentira, como un falso supuesto. El liderazgo que propuso el RR no le habló al país sobre lo que había ocurrido. Se pasó de un solo golpe de la “rebeldía ascendente, hora cero y huelga general” a “hay elecciones, vota por mí”.

Fuente: 2001

LR

Categoria: