Perú y Venezuela superan incidente diplomático


Perú y Venezuela superaron hoy un incidente diplomático generado por el pedido del canciller peruano, Rafael Roncagliolo, de que los países de la Unasur emitieran un pronunciamiento que solicitara al Gobierno de Nicolás Maduro "tolerancia y diálogo" en su país. Aunque el gobernante venezolano ordenó el viernes el llamado a consultas de su embajador en Lima, Alexander Yanéz, hoy volvió a hablar sobre el tema en Caracas para anunciar que había dado por superado el incidente al considerar "suficiente" el contenido de un mensaje que, según dijo, recibió del presidente peruano Ollanta Humala.

El llamado a consultas de Yanéz lo hizo Maduro tras considerar que las declaraciones del canciller peruano representaban una injerencia en asuntos internos de su país, tema ante el cual las autoridades de Perú mantuvieron en todo momento silencio.

El presidente venezolano también había dicho que le pediría a su ministro de Relaciones Exteriores, Elías Jaua, enviar una nota de protesta al Gobierno peruano de no producirse unas disculpas.

"Espero que no sea la posición del Gobierno de (el presidente peruano) Ollanta Humala, pero yo tengo que decir muy claramente al canciller del Perú que no se meta en los asuntos internos de Venezuela", dijo el viernes el mandatario venezolano.

Pero hoy, Maduro retomó el tema y le pidió a Yánez "que regrese a su trabajo en Lima" y que considera "la página pasada de esta situación".

El malestar del gobernante generó, sin embargo, una fuerte reacción entre representantes de diferentes partidos peruanos, que manifestaron su apoyo a Roncagliolo y pidieron que también se retirara al embajador de Perú en Caracas.

"Apoyamos declaración del canciller Roncagliolo y pedimos llame a nuestro embajador en consulta", señaló hoy el secretario general de Perú Posible, Luis Thais, en un mensaje en la red social de Twitter.

Por el mismo medio virtual, el secretario general del Partido Aprista Peruano (PAP), Jorge del Castillo, aseguró que su partido demandaba el retiro del embajador de Perú en Venezuela. "Rechazamos las palabras de Maduro", enfatizó.

Por su parte, el congresista Víctor Andrés García Belaunde, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del parlamento, aseguró que Roncagliolo no se había entrometido en asuntos internos de Venezuela y recomendó no responder "afirmaciones destempladas".

"El canciller ha hecho una declaración dentro de un marco de amistad y no entendemos ni comprendemos este tipo de reacción; no debemos caer en este tipo de provocaciones, solo se debe explicar las afirmaciones del canciller y nada más", declaró a la agencia oficial Andina.

La legisladora Lourdes Alcorta, de la Alianza por el Gran Cambio, también manifestó su indignación por la decisión de Maduro y dijo: si "quiere llevarse a su embajador en Perú por las declaraciones del canciller Rafael Roncagliolo, nosotros le pagamos el pasaje de ida sin retorno".

"Todos, hay que avalar al canciller como nunca y no hay que darle tanta importancia a ese señor (Maduro)", enfatizó.

El congresista Octavio Salazar, representante de la fujimorista Fuerza Popular, se sumó al respaldo a Roncagliolo y a los pedidos para que se llame a Lima al embajador peruano.

Perú, que ejerce la secretaría pro témpore de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) convocó el 18 de abril a una reunión urgente de presidentes en Lima, donde los jefes de Estado expresaron su respaldo a la elección de Maduro como mandatario y llamaron a los participantes de los comicios del 14 de abril en Venezuela a respetar los resultados.

Venezuela se encuentra inmersa en una crisis política tras esos comicios, en las que fue declarado ganador Maduro por un estrecho margen de 225.000 votos sobre el líder opositor Henrique Capriles, quien no reconoce el resultado.

Maduro remarcó hoy que, una vez superado el problema, Venezuela y Perú seguirán "desarrollando relaciones de hermandad, de trabajo y de avance conjunto".EFE

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal