Chavismo pide por salud de Chávez este 4 de febrero


El chavismo salió hoy nuevamente a las calles de Caracas para celebrar en grande los 21 años del fallido golpe de Estado que protagonizó el hoy presidente, Hugo Chávez, un festejo que en esta oportunidad estuvo marcado por las peticiones de sus seguidores por la recuperación de la salud del jefe de Estado. Así como el pasado 23 de enero, cuando los simpatizantes de Chávez recorrieron las calles de la capital venezolana para festejar los 55 años de democracia, ahora regresaron para celebrar el "por ahora" con el que Chávez reconoció el fracaso del golpe de Estado que dirigió contra el entonces gobernante Carlos Andrés Pérez.

Sin embargo, en esta oportunidad las calles estuvieron menos pobladas de civiles y se observó más presencia militar que hace casi dos semanas cuando los seguidores del presidente se concentraron en el mismo bastión del chavismo, el barrio del 23 de Enero, en el oeste de Caracas.

"Aquí estamos celebrando este 4 de febrero que es la revolución para siempre", dijo a Efe José Gregorio Magual, militante del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) al manifestar sus "bendiciones al comandante Chávez" para que su salud mejore y lo traiga de vuelta a su país.

"Que Dios lo bendiga, que se mejore lo más pronto posible y aquí está su pueblo demostrando que con él todo y sin él nada", señaló Magual a unos metros del Museo Militar, donde el vicepresidente, Nicolás Maduro, comenzó hoy los actos conmemorativos del 4 de febrero.

Chávez, hospitalizado desde principios de diciembre pasado en La Habana tras una intervención quirúrgica para paliar el cáncer que padece desde junio de 2011, sigue siendo el protagonista de todos los actos oficiales desde que pasara por el quirófano, pese a su ausencia física.

El pasado viernes, Maduro informó que Chávez había entrado en "una nueva fase de tratamiento" y que la etapa postoperatoria "se cerró" tras superar las complicaciones derivadas de una severa infección que generó una insuficiencia respiratoria.

La maestra Rita Kun viajó desde el estado Bolívar (sureste) para "prestarle el apoyo" al presidente "para que cada día mejore su salud y venga al país a representar a su pueblo que lo espera con los brazos abiertos".

El trabajador social del estado Vargas (norte) José Pinto recalcó la frase que el gobernante impuso en su última campaña presidencial de cara a las pasadas elecciones del 7 de octubre y que llevó a todos sus seguidores a ponerse en los zapatos del mandatario: "Yo soy Chávez, nosotros somos Chávez".

"Cada gota de sudor nuestro que cae en esta caravana, esta marcha es para ti, para que te sanes Chávez, estamos contigo, te amamos, vuelve con fuerzas, tómate el tiempo que quieras, te esperamos mi comandante Chávez, rodilla en tierra contigo mi comandante", reiteró Pinto.

Margarita Sequera, jubilada del Ministerio del Trabajo, fue a la movilización de hoy por su amor por Chávez.

"Estoy aquí respaldando a mi presidente porque lo amo, y con todo lo que ha hecho lo queremos las abuelas, qué más vamos a querer, ese es el hombre que necesitamos aquí y le deseamos toda su salud", declaró a Efe.

Maritza Guaramato dijo un poco más y aseguró que ahora es "libre", lo que, según remarcó, no sucedía antes de que Chávez arribara al poder en 1999 cuando las personas "de color" como ella, eran discriminadas.

"Gracias a Chávez que mi Dios me lo cuide y me lo acompañe y me le de bastante salud y si es gracias a mi corazón con mucho gusto se lo regalo", dijo la mujer emocionada.

La movilización, no obstante, contó con los siempre incondicionales vendedores ambulantes que para esta oportunidad agregaron a la variedad de productos "revolucionarios" unas barbas que evocaban el estilo "barbudo" del líder cubano Fidel Castro y el guerrillero cubano-argentino Ernesto "Ché" Guevara en la década de los sesenta.

"Estamos vendiendo todos los artículos referentes a la revolución. Se vende todo, todo está de moda: las gorras, la franela, la chaqueta, la bulla, los pitos, la cinta, las barbas, los zarcillos del comandante, las pulseras", aseguró a Efe el vendedor que se identificó simplemente como Calimán.EFE

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal