Reforma del Copp da beneficios procesales a reincidentes


La reforma del Código Orgánico Procesal Penal, aprobada en primera discusión por la Asamblea Nacional, plantea que se eliminen restricciones en el otorgamiento de beneficios para los reos reincidentes. El artículo 500 de la reforma propuesta omitió la primera condición que exige la norma vigente para darle al penado la oportunidad de trabajar fuera del establecimiento carcelario, así como también gozar de un régimen abierto y de libertad condicional: que no tenga antecedentes por condenas anteriores a aquella por la que solicita el beneficio. Esta modificación coincide con lo planteado por la Defensoría Pública de Presos y por voceros del Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia en el último conflicto carcelario.

No obstante, el texto aprobado en primera discusión señala que los tribunales de ejecución no podrán dar beneficios a los sentenciados que hayan delinquido o cometido alguna falta mientras cumplían con la pena correspondiente.

En el esquema propuesto el reo deberá contar con un pronóstico favorable sobre su comportamiento futuro emitido por un grupo de tres profesionales, encabezado por un psiquiatra e integrado por personas avaladas por el Ministerio de Relaciones Interiores.

Las condiciones para la suspensión de la ejecución de la pena serán determinadas por el tribunal de ejecución y supervisadas por un delegado de prueba, que designa el juez correspondiente. Este funcionario podrá imponer condiciones adicionales "siempre y cuando no contradigan lo dispuesto por el juez".

Cadena de custodia

El tercer proyecto de reforma parcial de la norma procesal penal afecta a 29 de los 553 artículos vigentes. La última modificación fue sancionada en octubre de 2006.

En el artículo 202 se plantea la incorporación del concepto de "cadena de custodia", definida como la "garantía legal que permite el manejo idóneo de las evidencias físicas o indicios materiales con el objeto de evitar su modificación, alteración o contaminación desde el momento de su ubicación en el sitio del suceso hasta la culminación del proceso".

En la práctica, los funcionarios que actúen en la colección y procesamiento de las evidencias deberán seguir un conjunto de procedimientos establecidos en un manual especial que será elaborado por la Fiscalía y el Ministerio de Relaciones Interiores.

Aunque el manual no está listo, la propuesta de reforma al Código Orgánico indica que todas las evidencias deberán ser registradas en un formato especial. En este documento deberá indicarse quiénes intervinieron en los procesos de colección, fijación fotográfica, embalaje, etiquetado, traslado, preservación, análisis, almacenaje y custodia.

También se propone que cada órgano de investigación penal, así como también las sedes de los circuitos judiciales, dispongan de un local acondicionado para el almacenamiento de las evidencias físicas.

Los circuitos judiciales recibirán estas evidencias de los cuerpos de investigación una vez admitida la acusación. Las evidencias de origen biológico, como ciertas drogas, o las sustancias que pueden ser contaminantes y tóxicas deberán ser desechadas previa autorización del juzgado de control.

Corregir sentencias. Con esta reforma, el Tribunal Supremo quedará facultado para sentenciar directamente en aquellos casos en los que se detecte "la inobservancia o errónea aplicación de un precepto legal", sin que para ello sea necesario un nuevo debate oral.

Igualmente, se abre la posibilidad de que la Defensoría del Pueblo solicite la revisión de las sentencias que afecten a funcionarios públicos, en casos de violaciones de derechos humanos.

El Nacional
Javier Ignacio Mayorca
http://el-nacional.com/www/site/p_contenido.php?q=nodo/87601/Nacional/Re...

YU

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios