Venezuela pide a la Interpol la captura de un experto petrolero cercano a Ramírez

El fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, anunció hoy que las autoridades del país caribeño han pedido a Interpol la captura del experto petrolero franco-venezolano Bernard Mommer, antiguo asesor de Petróleos de Venezuela (PDVSA) que el Ministerio Público acusa de corrupción.

"Yo quiero destacar que ya hemos solicitado la alerta roja de Interpol, el bloqueo e inmovilización de cuentas bancarias y prohibición de enajenar y grabar bienes contra los que aparecen como directos implicados en estos hechos que son Bernard Mommer de Grave, Irama Zuleme Quiroz de Mommer y Mariana Teresa Zerpa Morloy", dijo Saab.

Según Saab, estas tres personas serían responsables de una trama de corrupción, con la que habrían manipulado a la baja las estimaciones del valor del petróleo venezolano en favor de particulares y empresas que compraban crudo a PDVSA.

Estas irregularidades habrían sido cometidas mientras trabajaban en la Oficina de Mercadeo y Política Petrolera -dirigida por Mommer- que PDVSA abrió en Viena (Austria) cuando Rafael Ramírez era presidente de la petrolera estatal, un cargo que ejerció de 2004 a 2014.

"El daño producido por estas modificaciones en seis años que van del 2009 hasta el 2015, que es la pesquisa que hemos indagado, puede ser más, se calcula en al menos (...) 4.800 millones de dólares", reiteró en rueda de prensa Saab, que anunció a finales de diciembre la detención de una persona en relación con este caso.

Durante su intervención ante los medios, Saab calificó de "indignas" y "vergonzosas" las palabras de Ramírez y Mommer sobre la investigación de la Fiscalía en su contra.

Ramírez -que se encuentra fuera de Venezuela y es investigado en relación a este caso- ha dicho que estas acusaciones son "falsas" y "denotan una tremenda ignorancia".

Mommer, por su parte, dijo que las acusaciones constituyen "un ataque meramente político" y son "falsas y maliciosas, amén de absurdas, vagas, confusas y contradictorias".

Ramírez renunció el 5 de diciembre por órdenes del presidente Nicolás Maduro -que le había acusado de corrupción- a su cargo de representante de Venezuela ante la ONU. Tras dejar su cargo se marchó de Nueva York y todavía no ha regresado a Venezuela.

El que fuera conocido en su país como "el zar del petróleo" ha denunciado una campaña política en su contra y asegura que esta se debe a que le pidió a Maduro hacer cambios en su política económica.

Más de 60 personas han sido detenidas por supuestos casos de corrupción relacionados con PDVSA desde que Saab tomó el mando del Ministerio Público en agosto del año pasado.

EFE / LR

Categoria: