Vladimir Gessen: La consulta enseñó la farsa del ente electoral

Aparte de los tres contundentes mensajes: El primero, al régimen de Nicolás Maduro, rechazando la asamblea comunal inconstitucional pesuvista. El segundo, a la Fuerza Armada Nacional que tendrá que decidir si acata el mandato del Soberano Pueblo de defender la Carta Magna, y restaurar el orden constitucional, y el tercero, a la Asamblea Nacional que debe respetar y obedecer la orden del Pueblo, de constituir un gobierno de unidad nacional que permita la recuperación de Venezuela. Adicional a estos tres mensajes, repito, existen estos otros Metamensajes que dio la Consulta Popular al CNE, y a la FAN…

El primer Metamensaje es que enseñó la farsa, el parapeto en que ha convertido al ente electoral. Mientras que se gastaron decenas de millones de dólares en un simulacro chucuto, millones de venezolanos votaron, sin el derroche acostumbrado por el CNE, sin gastar un centavo del erario nacional, y sin toda la parafernalia organizativa, ni el boato y la pompa del que hacen gala las rectoras del CNE. Además, quedó en entredicho la utilidad del Plan República, porque en esta Consulta Popular, sin la aparatosa presencia de los soldados, en aperos de combate, fue totalmente pacífica, y auto organizada por los mismos ciudadanos, como se hace en la mayoría de los países del mundo, dado que todas elecciones son un acto cívico y deben ser protegidas por los mismos votantes. Se hizo evidente que todo el discurso que nos acostumbró el CNE, acerca de lo complicado que eran las elecciones, del dineral que costaban, y del tiempo que se requería para poder hacer unas elecciones. era absolutamente falso. Para colmo ahora anuncian que para las próximas elecciones van a declarar una especie de zona militar en torno al centro de votación... Solamente trabas para intimidar, amedrentar y cercenar derechos al pueblo de lo que señala la constitución: Que debe permitirse todas las elecciones, cuantas sean necesarias, para que el pueblo se pronuncie. En la mayoría de los países democráticos casi mensualmente hay una elección, sea de jueces, referéndum por distintos temas, elección de autoridades policiales, concejales, diputados regionales, municipales, o nacionales, de alcaldes, de gobernadores, parlamentarios y presidenciales, incluso organizadas a nivel local por las propias comunidades.
La fuerza armada igualmente debe reflexionar que los pocos incidentes que se presentaron en esta Consulta Popular organizada por el pueblo venezolano fueron provocados por los colectivos violentos o paramilitares, como el caso de la agresión a los ciudadanos que votaban en Catia, donde por cierto, y de acuerdo con testigos, autoridades que estaban cerca del sitio no intervinieron e hicieron la vista gorda.
Sin lugar a duda, la nueva Venezuela que hoy nace tendrá que hacer, en el futuro inmediato, profundos cambios en las estructuras, y en las formas de operar, tanto del poder electoral, como en la fuerza armada.


Vladimir Gessen / Informe 21 / Diario de Caracas / https://twitter.com/DivanGessen

Categoria: