¿No sabes de qué hablar en una primera cita? ¡No sufras! Acá 9 temas infalibles


Muchas veces el nerviosismo por encontrarnos a solas con alguien que no conocemos y que podría convertirse en algo más que un amigo nos juega malas pasadas. Acá te dejamos un manual para sortear la ansiedad de la primera vez o de una cita a ciegas.

-El interés por conocerlo: Debes hacerle ver que es importante lo que te está contando acerca de él. Para ello no debes permanecer en silencio y demostrar tu atención e interés realizando preguntas sobre lo quedice, indagando más si te dice algo que amerita una nueva pregunta.

-Sueños en la vida: Demuestra que eres una persona con ambiciones, objetivos y proyecciones. Cuéntale cuáles son tus sueños porque esto dice mucho de la persona, de cómo es, de sus gustos, de sus ilusiones. Además, es un modo de confiarle tus inquietudes y las cosas que te gustaría conseguir en la vida.

- Ríe: Una buena risa nunca puede faltar en una conversación, sobre todo en una primera cita. Demuestra que tienes buen humor, que te ríes con facilidad. Eso sí, evita tirar chistes de doble sentido o fuera de lugar o que tus carcajadas se escuchen en todo el restaurante.

-Los amigos: Recurre a alguna anécdota o consejo inteligente que te haya dado algún amigo/a. Eso demostrará que la amistad es un espacio importante, que te aprecian y que tu círculo cercano es entretenido. Eso sí, no centres tu conversación en ellos porque puedes desviar la atención y están para hablar de ustedes, no de terceras personas.

-Anécdotas pasadas: Habla de experiencias y anécdotas del pasado que puedan ser divertidas, curiosas o interesantes. Eso te permitirá abrir la conversación a nuevos temas y permitir que él conozca un poco más tu historia personal. Puedes empezar con frases como: “esto me recuerda cuando…”

-Viajes: Siempre es un tema que puede salvar una cita y evitar que aparezca el silencio o los momentos incómodos. Coméntale sobre los lugares que has visitado y qué te gustó más de ellos, aquellos países que te gustaría visitar y el por qué.

-Planes a corto plazo juntos: Si la cosa va bien y sientes que hay feeling, puedes ir dejando caer pequeños planes de futuro a corto plazo con el objetivo de evidenciarle que tengan una segunda cita de manera. Pregúntale si ha estado en algún restaurante hindú o si ha visto alguna película o exposición a la que podrían ir juntos.

-Familia: Siempre es bueno conocer, aunque sea de forma superficial y a grandes rasgos, el ámbito familiar de la otra persona. No es lo mismo una persona que nos dice que odia a su familia o que no se habla con ellos, a otra que nos dice que le encanta pasar los domingos con sus padres, que de vez en cuando viaja con su hermano y su cuñada o que le encanta llevar al parque a su sobrino de dos años. Hablar de los que nos rodean y el trato que tenemos con ellos dice mucho de nuestra personalidad.

-Si lo pasaste bien, dilo: Al final de la cita siempre se produce un momento incómodo porque uno no sabe si la otra persona ha disfrutado o no del momento y si querrá repetir o más bien no volver a aparecerse en tu vida. Da tú el primer paso y déjale claro que has disfrutado del encuentro, que lo has pasado bien. Al reconocer tus sentimientos de forma tan explícita estás dando pie a que la otra persona responda para saber si hay posibilidades o no de una segunda cita.

Fuente: http://mujeres.grupopublimetro.cl/%C2%BFno-sabes-de-que-hablar-en-una-pr...

DJ

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal