Tomates: Tienen mucha vitamina C y carotenos, protegen contra envejecimiento celular...


Tienen mucha vitamina C y carotenos, que protegen contra el envejecimiento celular, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Los tomates de invernadero o los que son cortados verdes tienen muchas menos propiedades, además de menos sabor. Investigadores de la Universidad de Lund, en Suecia, han encontrado recientemente un gen en el tomate que puede ser beneficioso en la terapia génica en tratamientos de tumores cerebrales.

Según el estudio publicado en la revista 'Neuro-Oncology', los genes del tomate utilizados son una especie de "genes suicidas", que pueden provocar la destrucción de las células cancerosas cuando se introducen combinados con el fármaco AZT, utilizado en tratamientos para el VIH.

Tampoco hay que indagar demasiado para comprobar que el tomate ha sido el protagonista de muchos otras investigaciones: existe un fármaco a base de tomate que ayuda a controlar el colesterol, se ha demostrado que mejora la calidad del semen, han desarrollado unos tomates transgénicos morados que protegen contra el cáncer un par de años después de la creación de tomates azules para probar vacunas...

Pero no hay que meterse en terapia génica para descubrir las muchas virtudes de esta fruta (sí, es una fruta, aunque no tenga nada de dulce, más concretamente es un tipo de baya).

Simplemente ingiriéndola nos aseguramos un buen suministro de vitamina C. Cien gramos de tomate contienen el 22% de la dosis diaria de esta vitamina recomendada.

Además, pese a ser relativamente saciante, apenas tiene calorías. En cien gramos de tomate, unos 95 gramos son agua, sólo 4 gramos son carbohidratos, de los que aproximadamente la mitad son azúcares.

Pero además, aunque varía mucho en función del tipo y la maduración, el tomate es rico en carotenoides. A ellos debe su color. Y el carotenoide principal, aunque no el único (también contiene otros como β-caroteno o γ-caroteno,), es el licopeno.

Estos compuestos químicos son potentes antioxidantes que protegen contra el envejecimiento celular, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Eso sí, cuanto hay que tomarlos bien maduros. Y si han madurado al sol, mejor aún, mayores propiedades tendrán. De hecho los tomates no deben consumirse verdes, ya que contienen una toxina llamada solanina.

Del fruto con ombligo a la manzana de oro

Como curiosidad, es oriunda de América, y allí los aztecas la llamaban xitomatl, que significa "fruto con ombligo". De xitomatl ha derivado la palabra jitomate, que aún se usa en México.

Los españoles llevaron el tomate en el siglo XVI a Europa, cultivándose con facilidad en la cuenca mediterránea. Parece ser que los primeros tomates eran amarillos, por eso en italia se los conoce como pomo d'oro, que significa "manzana dorada".

Hay multitud de variedades. Valga como curiosidad que el más cercano al tomate silvestre originario sea probablemente la variedad cherry.

Fuente: 20minutos

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal