Presencia de comandante Ramiro Valdés en Venezuela genera inquietantes escenarios e interrogantes

... El presidente Hugo Chávez explica que “Ellos (los cubanos) lo han tenido (el problema eléctrico) muy grave en otras épocas (...) Está con nosotros al frente de esa comisión uno de los héroes de la revolución cubana, el comandante Ramiro Valdés” y no dio más precisiones. El problema es que precisamente el manejo de la energía eléctrica en Cuba es un desastre. Los cubanos hablan de “alumbrones” en lugar de “apagones” porque la mayoría del tiempo están sin luz y lo extraño es que tengan energía. ¿Qué nos pueden enseñar los cubanos de electricidad?


Ramiro Valdés y Fidel Castro

Por otra parte, Ramiro Valdés es un militar y político cubano que ostenta el grado militar de Comandante de la Revolución y es actualmente Vicepresidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros de Cuba. Este personaje, constituye una figura simbólica del proceso cubano, siendo considerado un héroe y patriota por seguidores, y un temerario represor por sus detractores, ya que encabezó durante años el Ministerio del Interior y bajo su mandato y órdenes, se afirma que fueron encarcelados alrededor de ¡70 mil! disidentes, y fusilados miles de ciudadanos en Cuba. Perfil que ha sido extendido a sus funciones al frente del sector informático, como ministro de tecnología, considerándosele el principal artífice del espionaje y la censura de Internet. Podríamos apuntar por ello que el comandante Valdés es un experto, sí, pero de la represión y del control ciudadano.
También, algunas informaciones indican la experiencia del comandante de marras en la elaboración de documentos de identidad, pasaportes, en sistemas electorales, en espionaje y en operaciones militares encubiertas.

Esto nos hace preguntarnos de manera legítima sí el Presidente de la República estará consciente de la imagen negativa que se genera con el hecho de que este comandante cubano esté en Venezuela en posiciones de comando. Es posible que Fidel Castro no midiera estas consecuencias, y haya enviado a alguien de su extrema confianza, sin tomar en cuenta que Valdés es un experto en represión civil y militar, no en ingeniería eléctrica. Pero igualmente es probable que sí esté en conocimiento de esto y que su misión fuera –hipotéticamente- enterarse de todos los pormenores del potencial energético de Venezuela, lo cual sería muy grave. Entendemos que el gobierno de Venezuela ha mantenido y expropiado las empresas energéticas por razones de seguridad y defensa nacional, además de ser un sector estratégico.

Que diría el presidente Chávez, si Hillary Clinton presidiera una comisión técnica para estudiar el problema del gas en Colombia… Estamos seguros que denunciaría su presencia como una excusa para preparar la guerra con Venezuela o el establecimiento de más bases militares, o cualquier cosa… y nosotros también nos haríamos infinitas preguntas y analizaríamos distintos escenarios.


Ramiro Valdés con Raul Castro

Pues bien, repetimos el inicio de este análisis: Las interrogantes que provoca la intervención del comandante Ramiro Valdés en Venezuela es indispensable que el gobierno las aclare porque se puede crear la percepción de que el rumor que precedió la renuncia del coronel Carrizales era verdad, y que la presencia de este comandante cubano no obedece a coadyuvar en la solución de la crisis eléctrica, sino una “pantalla” para realizar otras misiones que el común de los ciudadanos con y sin uniforme ignoramos cuales puedan ser.
Vladimir Gessen
Categoria: