Vicerrectores afirman que recursos actuales no alcanzan ni siquiera para los gastos básicos