Sexo rapidito


En el coche, en el cine, en el parque, en la sala, en la casa de tus papás, en el cuarto del hermano, en una fiesta, etcétera, es común echarse un "rapidín", saciar las ganas cuando no hay oportunidad o tiempo de ir a un hotel o un lugar más íntimo.

Aunque esos momentos suelen ser sumamente excitantes, no intentamos promoverlos, pues hay que tener presente que por las "prisas" se puede olvidar la protección y, con ello, aumentar el riesgo de alguna infección de transmisión sexual o de un embarazo; sin embargo, los sexólogos recomiendan estas prácticas sexuales cuando no se tiene el tiempo para planear una relación sexual o simplemente se está contra el tiempo. Por ejemplo, para una pareja casada en la que ambos trabajan es complicado hacer el amor a cualquier hora, casi siempre es de noche o de día, lo que puede generar rutina. Los lugares ocasionales "no existen", lo común es en la recámara y de noche cuando ya se está relajado y dispuesto.

Una pareja que no tenga estos problemas vive su sexualidad de una manera distinta y es en ellos donde los "rapidines" son muy comunes, a veces estos derivan de un "faje", lo cual también es recomendable pues ayuda a la excitación.

Los encuentros sexuales exprés obedecen, muchas veces, al deseo de una vida sexual plena y sobre todo muy activa. ¿Cuánta gente puede decir que vive su sexualidad plenamente? Seguro, muchos, pero también está comprobado que una vida sexual "insuficiente" es causante de rompimientos, divorcios, discusiones, infidelidades. El sexo, por consiguiente, debe tener un espacio. Para eso se necesita un lugar y tiempo, así que hay que buscarlo.

En los "rapidines", los lugares más comunes son los de "riesgo" para ser descubiertos, el cine, por ejemplo, es uno de los lugares por excelencia; es común sentarse en las butacas del final, con las luces apagadas y pues como la gente está viendo una cinta quién puede darse cuenta.

Sin embargo, el lugar adecuado no existe, cada pareja irá descubriendo qué es lo que les gusta. Sea cual sea tu preferencia, tus gustos y tu sentir a la hora de tener una relación sexual es importante hacer lo que quieres con responsabilidad, evitar las rutinas, fomentar la comunicación en la pareja, protegerse y, sobre todo, entenderse y aceptarse.

Fuente: www.elaguamansa.com

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios