¡Candente! 10 pasos para tener sexo oral de película… pero en casita


En la 83ª entrega de los Óscar realizada ayer, las actrices nominadas a mejor actriz tuvieron algo en común: el sexo oral. ¿Cómo? Tres de las cinco nominadas a "Mejor actriz" protagonizan escenas con cunnilingus en sus películas, según el sitio adn.es : Annette Bening, cortesía de Julianne Moore en "Los chicos están bien"; Michelle Williams, gracias a Ryan Gosling en "Blue valentine" y Natalie Portman con Mila Kunis en "Black Swan".

La escena de "Blue valentine" estuvo a punto de costarle la distribución ya que había recibido inicialmente una calificación para mayores de 17 años. Al final, la medida fue demasiada y el director pudo incluirla en la carrera a los Óscar.

En las tres escenas, los críticos han dicho: Bening parece ser quien disfruta más del sexo oral en pantalla grande; Portman contrariada y Williams, aburrida.

¿Cómo lograr un sexo oral de cine... en casa? La revista Elle.es proporciona algunas respuestas:

1. Hazlo por ti: Si a ti no te excita, nunca serás bueno en esto. No actúes, siéntelo y disfrútalo, simplemente estás besando y acariciando una parte de su anatomía.

2. ¿Nos duchamos juntos?: Si ambos están limpiecitos, el sexo oral les resultará mucho más agradable. La ducha juntos puede ser el mejor preámbulo para seguir jugando en la cama.

3. Posición ganadora: A ellos les proporciona morbo y placer ver cómo ellas hacen una felación. A ellas les encanta que ellos lo hagan bien. Colocar un espejo por allí les dará mucho placer a ambos...

4. Ponte cómoda: Nunca sabes cuánto va a tardar él en llegar al clímax, así que ponte lo más cómoda posible para no acabar con las rodillas destrozadas, las piernas dormidas y el cuello dislocado.

5. Factor sorpresa: ¿Si tu chico no te lo pide nunca sale de ti hacerle sexo oral? ¿Sólo accedes de forma excepcional? Tenlo claro: ellos sueñan con que a sus parejas les guste practicarles sexo oral... cada día. Y si eres tú quien toma la iniciativa, le tendrás completamente a sus pies. Ellas siempre querrían sexo oral también. Mejor pedir perdón que pedir permiso.

6. Juega en toda el área: No vayas directa a su sexo, retrasa el momento todo lo que puedas para que se muera de ganas. Acaríciale las nalgas y los muslos, bésale los labios o testículos, recorre el pene o vulva con los labios y la lengua...

7. Firme y constante: En cuestión de sexo oral cada hombre es un mundo: a unos les gusta que les aprieten, otros son más delicados, algunos necesitan mucha rapidez, los hay que tardan segundos y otros casi horas... Encuentra el ritmo de tu hombre. Ellas son muy especiales también: el ritmo es básico y si lo rompes puedes hacer que el orgasmo no llegue. Cuidado.

8. La puerta de atrás: En una felación el placer se multiplica si, además del pene, le estimulas los testículos, el perineo y el ano. Pero no todos están dispuestos a abrirse a esa experiencia. Si no lo tienes claro, puedes tantear el terreno y observar si su excitación aumenta o se pone tenso. A ellas les excita que les toquen esta parte también, sin embargo no a todas. Mejor saber cómo va reaccionando a ello.

9. Estímulos visuales: Si quieres que recuerde toda su vida tus felaciones, utiliza todos tus recursos, sobre todo los visuales. Ya te hemos sugerido como irresistible arrodillarte frente a él y utilizar un espejo. Pero si a eso le añades tu propia masturbación (con tu mano libre, contra su pierna...) y sugerentes gemidos por tu parte, conseguirás matarle de placer.

10. Llega el momento: Cuando sientas que su respiración y su pulso de aceleran, ¡no pares! Mantén el ritmo hasta el final y continúa hasta el final. ¡Corte y queda!

Fuente: http://de10.com.mx/10768.html

DJ

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios