¿Ascenso laboral? Cuidado con su salud


Las promociones laborales podrían hacer más daño que beneficio, por lo menos en lo que se refiere a la salud mental, afirma una nueva investigación. Nuestro estudio revela que la salud mental de los gerentes por lo general se deteriora después de un ascenso laboral y este deterioro va más allá de un simple cambio de corto plazo. (Dr. Chris Boyce)

Los científicos de la Universidad de Warwick, en Inglaterra, estudiaron a 1.000 empleados que habían sido ascendidos a puestos de supervisión o gerencia durante los pasados cinco años.

Se les preguntó sobre su estado de salud, bienestar mental y uso de los servicios de salud.

Los investigadores descubrieron que después del ascenso, la calidad de la salud mental del individuo se había deteriorado en un 10% en promedio.

Los expertos afirman que tener responsabilidades adicionales puede conducir a más estrés, ansiedad y depresión.

Agregan que el problema puede verse exacerbado porque los trabajadores promovidos tienen menos tiempo de acudir a los servicios de salud.

Falsa creencia

En el estudio, titulado "¿Se vuelve una persona más sana después de ser ascendida?", los investigadores quisieron poner a prueba la creencia que se ha tenido durante mucho tiempo de que la gente con puestos de más jerarquía tienen mejor salud.

Se ha pensado que una mejora en el estatus laboral de una persona -por medio de un ascenso- tiene un impacto directo de beneficio en su salud porque aumenta su sentido de control en la vida y su autoestima.

Para comprobar esta creencia, los científicos analizaron los datos de una encuesta llevada a cabo anualmente en Gran Bretaña entre 1991 y 2005 donde participaron unos 1.000 individuos que habían sido ascendidos en su trabajo.

Los investigadores no encontraron evidencia de una mejora en la salud física del individuo después de la promoción.

Lo que sí encontraron, sin embargo, fue una tensión mental "significativamente más grande", dicen los autores.

No tan bueno

"Recibir una promoción en el trabajo no es tan grandioso como la gente piensa", afirma el doctor Chris Boyce.

"Nuestro estudio revela que la salud mental de los gerentes por lo general se deteriora después de un ascenso laboral y este deterioro va más allá de un simple cambio de corto plazo", agrega.

Según el investigador "la gente que es ascendida a puestos superiores necesita recibir apoyo y entrenamiento apropiado para poder manejar la responsabilidad adicional".

Además, los autores encontraron que entre la gente promovida las visitas al médico se habían reducido un 20%, después de su ascenso.

"Parte del estrés que encontramos en la gente ascendida podría deberse a que por sus obligaciones adicionales simplemente tiene menos tiempo de visitar al médico", afirman los autores.

El estudio será presentado en la conferencia de la Real Sociedad Económica del Reino Unido el mes próximo.

Fuente:
BBC Mundo.com

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal