¡Adiós al tabú! Los juguetes sexuales se ponen las pilas en Madrid


Cuando la llama del dormitorio comienza a apagarse hay que innovar. La creatividad se convierte, entonces, en el mejor aliado para que la lujuria vuelva a correr libremente por debajo de las sábanas o en el suelo. Más aún, si se cuenta con la ayuda de empresas como Saborsex, el primer sexshop online de Madrid que se dedica a la venta de juguetes sexuales, organización de eventos y talleres de platos afrodisíacos, cata de bebidas alcohólicas y masajes. El corresponsal en Madrid de Informe21, José A. Puglisi, ha conversado con sus fundadores para descubrir el rostro del comercio sexual que nace detrás de un click.

La luz del atardecer de Madrid se escabulle lentamente por la ventana de la habitación y con su tono naranja bosqueja la silueta de los dos amantes desnudos. Las prendas están regadas por el suelo, ahora sólo las caricias y los besos son quienes cubren cada espacio de piel. Las copas de vino que bebieron unos minutos antes les han relajado y ofrecido la cálida pasión que comparten mutuamente. Se sienten a gusto, sus pensamientos se transforman en sensaciones y están listos para jugar. Entonces el pequeño sonido de una vibración irrumpe en la escena y ella sonríe con picardía al mostrar el juguete sexual que compró esa misma tarde. Hoy no hay espacios para la monotonía. Comienzan las nuevas experiencias.

La posibilidad de ofrecer a las parejas una oportunidad para explorar su sexualidad es lo que impulsó a Paloma Insúa y Beatriz Alarcón a iniciarse en el mundo del tuppersex. Un negocio que han decidido reinventar por medio del lanzamiento de un sexshop online. El portal, a diferencia de los tradicionales, cuenta con nuevos servicios complementarios, como son los talleres para la preparación de sushi, cata de vinos y champaña, elaboración de Gin Tónic, lecciones sobre masajes eróticos y la organización de eventos a la medida. Una amplia carta que han presentado al mercado, junto con sus otros socios Sergio Martín y Sebastián Lorusso, bajo la marca SaborSex.

Image

“El sexo siempre suele estar relacionado con la bebida y la comida. Son complementos que ayudan a desinhibirte y mejorar una experiencia especial y erótica”, explica Insúa. La misma sensación de comodidad y relajación que buscan transmitir con los cursos para aprender a ofrecer masajes eróticos a la pareja o al dejar en manos de SaborSex la organización de un encuentro especial en pareja. “Nosotros buscamos el lugar, creamos el ambiente y dejamos todo al punto para que nuestro cliente sólo tenga que preocuparse por disfrutar. Todo lo demás estará listo”, puntualiza Alarcón.

Una ventana al placer
Con sólo un par de clicks, el usuario podrá visitar el sexshop online y pedir una reunión de SaborSex a su hogar para conocer, de primera mano, la amplia variedad de juguetes sexuales que ofrece, sus servicios complementarios y hasta salir de las dudas que tienen vergüenza de compartir con su pareja, tales como qué puedo hacer si soy alérgica al látex, cómo suplir una carencia de placer en el coito, e incluso cómo reducir el dolor en la práctica de ciertas posturas sexuales.

A pesar de que aún existe mucho tabú en temas relacionados con el sexo, las visitas de tuppersex suelen contar con la participación de grupos que oscilan entre seis y diez participantes. “Lo más común es que sean todas mujeres. Algunas se atreven a comprar con sus amigas presentes, pero una gran parte prefieren llamarnos en privado o adquirir los productos por medio de la web”, apunta Alarcón. En este sentido, se estima que por cada visita o en los días posteriores se venden entre dos o tres productos por persona.

Los productos más consumidos por las mujeres son las bolas chinas (dos esferas ligeras que son colocadas detrás del músculo pubococcígeo que tienen finalidades terapéuticas pre y post parto) y los lubricantes o anillos vibradores para compartir en pareja. Por su parte, los hombres también adquieren sus propios productos y los Tenga EGG son la gran revolución del momento. “Son una cápsula en forma de huevo, de ahí el nombre. La cápsula tiene una textura de gelatina (silicón), que por dentro está recubierta con ciertas rugosidades según el modelo que escojas. En total, hay seis diferentes. Al lubricarlo por dentro hace la masturbación algo tan grato y satisfactoria que todo hombre repite tanto solo, como en pareja”, precisa Insúa.

A pesar de que estos productos son adquiridos indiferentemente de la edad del cliente, SaborSex se ha establecido como target de mercado a las mujeres entre los 30 y los 50 años que suelen contar con pareja y un poder adquisitivo medio o alto. “En el caso de los hombres, es más común que busquen nuestros productos o servicios cuando están anhelando experimentar nuevas sensaciones con su pareja, por lo que la edad no es un factor decisivo”, aclara Martín.

Image

Expertos del sexo
Documentación y mucha experiencia. Esas son las claves que permiten a SaborSex ayudar a las parejas a romper con la monotonía en la cama, a calmar las dudas, a abrir nuevos espacios de placer y ofrecer una experiencia a la medida de cada persona. Son estos conocimientos los que, además, han permitido que la empresa previera que los envíos a domicilio debían realizarse por medio de repartidores privados que cuidaran de la intimidad del cliente, evitando distintivos o publicidad que revelara el contenido de la caja.

Las medidas de privacidad también están contempladas en la propia web. “SaborSex cumple con la actual ley española de protección de datos y contamos con formas de pago seguras por internet como el Pay Pal, la transferencias y los contra reembolsos”, apunta Lorusso. Asimismo, conscientes de que algunos clientes pueden comprar juguetes u organizar eventos con alguien que no sea su pareja, el sexshop también cuenta con la opción de que en las transferencias online realizadas con tarjeta no detalle en qué portal fue procesada la operación y evitar así ser descubiertos.

Indiferentemente sea utilizado con su pareja, solo o por una aventura, existe un juguete sexual a la medida de cada persona o, al menos, eso es lo que consideran los fundadores de SaborSex. “Cada uno conoce su cuerpo, las sensaciones más placenteras y lo que desea disfrutar en la intimidad, sólo hay que encontrar el juguete que se adapte al gusto de la persona y comenzar a disfrutar”, asegura Alarcón.

Para quienes lo encuentran es una gran noticia, ya que el juguete podrá acompañarles en la habitación toda la vida si está hecho de vidrio o, por lo menos, durante los próximos cinco años si es de otro material como látex o silicona. “Esto es una buena oportunidad, ya que quienes no triunfen en la calle o en una fiesta, seguro que triunfarán en su propia casa”, agrega Insúa entre risas.

El compromiso de SaborSex por el placer no conoce límites y, por esto, cuenta con especialistas capaces de enseñar y explicar a los más ancianos cómo utilizar los nuevos juguetes sexuales para disfrutar sin el temor de lesionarse. Su apuesta por este sector es seria e incluso han establecido relación con los fabricantes para la creación o adaptación de los productos para personas de la tercera edad. De esta manera no hay límites y, como dice el socio Lorusso, “puedes tener una vida sexual activa hasta que te mueras”.

Con toda una vida para disfrutar del sexo, SaborSex espera convertirse para finales de 2013 en la empresa de referencia nacional en el mundo del tuppersex. De alcanzarlo, serán muchas las habitaciones en las que el leve sonido de una vibración serán seguidas por una sinfonía de gemidos, respiraciones entrecortadas, arañazos en las espalda, una combinación de palabras inacabadas y numerosos gritos de placer.

Image

SaborSex te responde

¿Qué es un tuppersex clásico?
Es una reunión en casa de la organizadora y anfitriona, en la que nos personamos con una variedad de productos eróticos que se pueden ver, tocar, oler y probar. Explicamos su funcionamiento, y asesoramos sobre su uso y disfrute. Las reuniones no tienen tiempo límite.

¿Con quién colabora SaborSex?
Actualmente, estamos trabajando con Priveeclub, Borja Vinos, Sushi Deli, Muchacho Malo, Kinross Gin, la Vinoteca, entre otros. Asimismo, estamos negociando con hoteles y casas rurales para ofrecer nuestros productos y servicios en colaboración.

¿Cuál es el producto más extraño que les han solicitado?
Una vez nos solicitaron juguetes diseñados para el sado. No es una petición común. Aunque tenemos conocimiento de fiestas privadas exclusivas del sado.

¿Cuánto tiempo de vida útil tiene un juguete sexual?
Para toda la vida si son de cristal y de un máximo de cinco años aproximado, según su uso y cuidado, si es de otros materiales como látex o silicona.

¿Qué mantenimiento debe recibir los juguetes sexuales?
Principalmente, es importante el cuidado higiénico, por lo que deben ser lavados después de su uso. Los de cristal son los más sencillos, ya que las instrucciones indican que puedes meterse en un lavavajillas. Los de otros materiales deben ser limpiados a mano con agua y jabón neutro. Para más tranquilidad, hay productos desinfectantes específicos para cada material

Un color, sabor y olor que despierte la libido
El fucsia, el chocolate y la flor asiática Ylang Ylang.

Un lugar creativo para explorar nuevas sensaciones
El propio hogar. Se puede tomar la sala, cambiar todos los muebles de lugar y llenar el suelo de mantas, almohadas y unas copas de vino. Sentirás que estás en otro lugar.

Qué parte del cuerpo recomiendan que ellas y ellos deban explorar
La espalda, sin lugar a dudas. Es un espacio totalmente erótico.

¿Es difícil para una mujer trabajar en este sector?
No. Sólo resulta un poco complicado cuando realizas una reunión de tuppersex con sólo hombres porque suelen distraerse con facilidad y conversan entre ellos de temas que se alejan del central.

¿Hay soluciones para los abuelos?
Sí. Hoy contamos con personal capacitado para explicarles cómo utilizar los nuevos juguetes sexuales sin lastimarse y estamos conversando con los fabricantes para crear nuevos modelos para la tercera edad. La vida sexual activa sólo se termina al morir.

@JosePuglisi/Informe21

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios