10 tradiciones sexuales que te dejarán en "shock"


Según iniciativat.com, los seres humanos practican sexo no sólo por simple instinto; también lo hacen con la intención de poder disfrutar el momento al dar y recibir placer, experiencia que se logra en el momento en que la pareja alcanza el orgasmo.

Lo cierto es que no todas las personas viven con intensidad su vida sexual, ya que como indica tuguiasexual.com, la concepción de éste es también un tema cultural, cuya idea cambiará de un lugar a otro, dependiendo de las costumbres, tradiciones y religión de una sociedad determinada.

Tomando en cuenta este principio, De10.mx, con ayuda de oddee.com, te presentamos 10 tradiciones sexuales que salen definitivamente de lo común y que probablemente, cuando las conozcas, te dejarán en shock.

1. Beber semen para ser todo un hombre. Esta tradición la lleva a cabo la tribu de los Sambianos, un grupo étnico que se asienta en Papúa, Nueva Guinea. De acuerdo a midiario.com, los niños varones son aislados de las mujeres cuando cumplen los siete años y vivirán sólo con caballeros durante la siguiente década.

Esta costumbre se lleva a cabo porque los hombres de la tribu creen que los varones poseen un órgano sexual interno llamado "tingu", el cual nace seco y es en la adolescencia cuando deben nutrirlo.

¿Cómo lo hacen? Es en esos años de convivencia entre hombres cuando a los chicos de entre 12 y 16 años se les obliga a practicarles sexo oral a los jóvenes mayores que también se encuentran recluidos, para así beber el semen de los otros, pues es este líquido el que fortalecerá a los chicos. El crecimiento de los niños, el desarrollo muscular de los mismos y el crecimiento de los genitales, hechos naturales que se dan en todo ser humano, es la prueba para los jefes de dicha tribu que esta costumbre realmente es efectiva.

2. Los Mardudjara. Este es el nombre de una tribu aborigen de Australia, la cual tiene la costumbre de que a los niños varones, cuando cumplen seis años de edad, son llevados por el líder del grupo a una hoguera para acostarle muy cerca del fuego, mientras otros miembros de la tribu bailan y cantan alrededor de su cuerpo.

Es en ese momento cuando el jefe de la tribu le practica una circuncisión al pequeño, otros ayudan en la labor utilizando cuchillos que supuestamente tienen poderes mágicos. El único alivio del pequeño es morder un pedazo de madera para no sentir tanto dolor.

Al término del ritual, el niño es obligado a acercarse a las llamas para que el humo purifique su herida y es obligado a comer un pedazo del prepucio que le fue retirado. Meses después, este chico volverá a ser llevado a la hoguera para ahora hacerle otro corte que va desde el frenillo hasta casi el escroto.

3. Obligados a tener sexo a los seis años. Las islas Trobriand son conocidas también como las islas Kiriwina, las cuales se localizan en Nueva Guinea. En ella viven un poco más de 12 mil habitantes, la mayoría, pertenecientes a la tribu denominada como los Trobriandeses.

Es en este grupo étnico en donde la sexualidad se vive desde muy temprana edad, pues consideran que no existe relación entre ésta y los embarazos en las mujeres, ya que se cree que son fecundadas por los espíritus de la isla vecina de Tuma.

A las niñas se les permite tener su primera experiencia sexual entre los seis y ocho años de edad, mientras que a los niños entre los 10 y 12, es por ello que aquí no está mal visto haber tenido muchas parejas sexuales antes del matrimonio, lo único que se les prohíbe es compartir la comida.

4. Permitido observar rituales de vudú y de amor. A unas cuantas millas de Puerto Príncipe, la capital de Haití, se localizan las cataratas de Saut-d'Eau, un sitio considerado como santo, pues la tradición señala que fue ahí donde se apareció la Virgen María a mediados del siglo XIX, sobre la copa de un gran árbol, claro que con la imagen del vuduísmo, Erzulie Dantor, la diosa del amor.

A mediados del mes de julio, varios practicantes y creyentes del vudú realizan una peregrinación a este sitio, en donde las mujeres se bañan completamente desnudas en sus aguas, además de sacrificar animales, cuya sangre es mezclada con el barro del lugar y en donde la gente se revuelca e incluso, lleva a cabo actos sexuales.

5. Hermanos que comparten esposa. A este fenómeno los psicólogos lo llaman poliandria fraternal, el cual consiste en que un grupo de hermanos carnales tienen a una sola esposa.

Este hecho se da en Nepal y otros territorios del Himalaya, debido a que hay poca tierra disponible para poder llevar a cabo actividades agrícolas y ganaderas, situación que complica la supervivencia, pues los matrimonios con más de dos hijos difícilmente podrán darles tierras a todos.

Es por ello que aquí se acostumbra que los hermanos tengan a la misma esposa para que así todos vivan como una sola familia. Las mujeres que experimentan este tipo de matrimonios aseguran que son felices, pues saben darle su tiempo necesario a cada uno de sus hombres.

6. La tribu en donde se roban a las esposas. Se tratan de los Wodaabe, grupo étnico que habita en Níger, en el corazón de África Occidental. Los hombres de esta tribu son considerados como los más bellos de todo el planeta, por ello no nos extraña que ellos acostumbren a robarse a las esposas de sus conocidos.

Resulta que los padres arreglan los matrimonios de sus hijos, desde que son unos niños, los cuales deberán vivir en pareja cuando sean grandes con primos u otras personas del mismo linaje.

Cuando son adultos, ellos tienen la oportunidad de cambiar de aires, gracias al Festival Anual de Gerewol, en donde los caballeros visten trajes y maquillaje muy elaborados para así impactar a alguna dama. Si la pareja logra escabullirse de la fiesta sin que nadie se dé cuenta, entonces ahora será reconocido como un nuevo matrimonio, basado en el amor.

7. Masturbarse en público. En el antiguo Egipto, se creía que la creación de todo el Universo fue obra de la eyaculación del dios Atum, por lo que esta sociedad veía la masturbación con buenos ojos.

Tan es así que los antiguos faraones de esta civilización convocaban a su pueblo a reunirse a la orillas del río Nilo para presenciar un rito que consistía en ver como él se masturbaba frente a todos, con la intención de asegurar la abundancia del agua.

8. Homosexualidad sin tapujos. En la Grecia de antaño no había diferencias respecto a las preferencias sexuales, ya que no existían como tal, pues las personas no eran diferenciadas por ser hombres o mujeres.

En aquella sociedad los roles sexuales consistían en ser dominantes o sumisos. El primero, también llamado activo, era el encargado de llevar a cabo la penetración, acto relacionado con la masculinidad y con gran estatus social, mientras que los pasivos se les atañía la feminidad, pero no era exclusivo para las mujeres, así como con la clase baja y la juventud.

9. Pederastia aceptada. Esto también ocurrió en la antigua Grecia, en donde la forma más común de que un hombre tuviera relaciones sexuales con alguien de su mismo género era, precisamente, practicando la pederastia.

Quienes deseaban saciar esa necesidad eran, por lo general, caballeros mayores que seducían y convencían a jovencitos adolescentes. De hecho, al conquistador se le denominaba erastés, mientras que los otros eran los eromenos. Lo único que estaba prohibido era seducir a niños menores de 12 años.

10. Matrimonios temporales gracias al dinero. La cultura musulmana es considerada como una de las más estrictas respecto a la vida sexual de hombres y sobre todo, de las mujeres. Ejemplo de ello es que las parejas sólo tienen permitido tener relaciones en la posición llamada "El Misionero".

Aunque hay sitios más laxos como Irán, en donde una pareja que quiere tener relaciones sexuales antes de casarse puede tramitar un "matrimonio temporal", el cual consiste en pagar una cantidad importante de dinero por una pequeña ceremonia y un contrato que estipula el tiempo que durará dicha relación.

Fuente: http://de10.com.mx/historia-mitos/2013/10-tradiciones-sexuales-que-te-de...

DJ

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios