Reconstrucción mamaria para mujeres que se han sometido a una mastectomía


El cáncer de mama es una enfermedad que puede dejar muchas secuelas físicas y emocionales, particularmente porque un gran porcentaje de las pacientes tienen que someterse a una mastectomía o extirpación de senos. Los cirujanos plásticos han trabajado durante años en el tema de la reconstrucción mamaria para ayudar a las mujeres sobrevivientes de este mal.

Su objetivo ha sido siempre perfeccionar sus técnicas quirúrgicas para ofrecer las mejores soluciones a sus pacientes y que estas no sientan temor por perder una parte de su cuerpo.

En la actualidad no existe un período de recuperación entre la mastectomía y la reconstrucción mamaria, y las mujeres no necesitan ingresar al quirófano dos veces para que su cuerpo luzca como siempre lo han tenido. "El estándar actual es no hacer que una mujer espere", le dijo a HuffPost Voces el Dr. Brian Glatt, cirujano plástico certificado con sede en Morristown, New Jersey. "La reconstrucción se realiza inmediatamente después de la mastectomía, en la misma operación", explica el experto.

La idea que muchas mujeres tienen sobre la mastectomía es que se irán a casa con el cuerpo mutilado, disparejo, y que su ropa no volverá a lucirles como antes. Pero afortunadamente, esto ya no es así. "Las técnicas de reconstrucción mamaria han progresado al punto de que muchas mujeres despiertan [de una mastectomía] con senos que han sido reconstruidos en su totalidad o casi por completo", explica Glatt. "Esto tiene un tremendo beneficio psicológico porque no tuvieron que atravesar por el período de pérdida y de estar sin senos".

El objetivo de esta cirugía cosmética es que las mujeres no perciban una diferencia sustancial en sus cuerpos, que al mirarse al espejo y vestirse se reconozcan a sí mismas. De acuerdo con Glatt, "la meta de la reconstrucción mamaria es recrear un seno natural que sea lo más parecido al que se tuvo antes". Por ello, aunque se extirpe la glándula mamaria, es primordial tratar de salvar la piel que cubre a la mama.

"Actualmente, en la mayoría de los casos es posible conservar casi toda la piel del seno, y en algunos otros casos, también pueden conservarse el pezón y la areola, dependiendo de las circunstancias del diagnóstico del cáncer de mama", explica el cirujano. "Estas técnicas permiten una reconstrucción muy natural, ya sea a través de implantes o tejido propio –en donde se usa piel y grasa del abdomen".

Según el experto en reconstrucción mamaria, el cómo se realiza esta operación es una elección de la paciente: es la propia mujer quien pide a su médico emplear implantes o usar su propio tejido para reconstruir su(s) seno(s). Sin embargo, para poder usar el tejido de la paciente, necesita haber suficiente material de dónde tomar. "Las mujeres demasiados delgadas no suelen ser candidatas a este tipo de reconstrucción [autóloga]. Con ellas casi siempre se usa el método de implantes", señala Glatt.

Pero los implantes también son la mejor opción estética para aquellas mujeres que en la mastectomía pierden ambos senos. Según el médico, "en los casos de reconstrucción mamaria bilateral (de ambos lados), los implantes pueden funcionar mejor para obtener un resultado simétrico".

Aunque la reconstrucción mamaria es una fabulosa solución para casi todas las pacientes de cáncer de seno, existen casos particulares en los que una mujer no es candidata a esta operación. "Factores que pueden estar en contra de una posible candidata con el peso (obesidad), su historial como fumadoras, su historial médico, o alguna peculiaridad de su anatomía", explica el médico.

Si bien la mastectomía y la reconstrucción mamaria pueden realizarse sin un período de espera entre ellas, luego de una reconstrucción sí existe un período de recuperación para la paciente. Este lapso suele ser de seis semanas para que la mujer esté completamente recuperada, pero de acuerdo con el Dr. Glatt, "generalmente luego de tres semanas de descanso la persona se siente bien".

Aunque los precios de una reconstrucción mamaria varían de acuerdo con cada estado y área del país, las mujeres deben saber que el gobierno federal señala que los gastos de una cirugía de esta índole deben ser cubiertos por el seguro médico de las pacientes.

Fuente: Huffingtonpost

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios