¡Ojo! 10 señales que te advierten que estás a punto de ser infiel


¿Se puede ser infiel con el pensamiento? Podríamos decir que los niveles de fidelidad se establecen en cada relación, pues lo que para uno podría ser una prueba de traición, para otros no significaría más. La pregunta, en ese caso es: ¿cuál es tu nivel de tolerancia?

En la actualidad, la amistad entre personas del sexo opuesto es de lo más común, pero éstas pueden llegar a causar incomodidades en la pareja. De ahí que nace la pregunta: ¿Qué tan cercana puede ser la relación de amistad con un tercero cuando estás en una relación amorosa?

La realidad es que uno puede saber cuando hace las cosas con alguna intención predeterminada, eso no se puede negar. Si no lo crees así, con información de huffingtonpost.com, estos son 10 puntos que te avisan que estás a punto de ser infiel.

1. Te arreglas para él/ella. Cuando te compras alguna prenda de ropa o te haces algo en el cabello y te preguntas a ti mismo qué pensará esa persona del cambio en vez de pensar qué pensará tu pareja, es una clara y peligrosa señal de que puedes ser infiel.

Claro, es cierto que todos consideramos las opiniones de nuestra "audiencia", por así decirlo, cuando nos estamos emperifollando, pero cuando pones atención en alguien en particular que no es tu pareja, sugiere que probablemente esperas algo más con él o ella, por lo menos "llenar el ojo" o... ¿Lo puedes negar?

2. Le mientes a tu pareja sobre esa persona. Si un día saliste con esa persona sólo a tomar un café no pasó nada, pero no le dices a tu pareja y tratas de convencerte de que no le estás mintiendo, sólo omitiendo información insignificante o hasta te haces creer que lo olvidaste, pregúntate a ti mismo: ¿qué estoy escondiendo? Cuando pasas tanto tiempo tratando de justificar una acción, es probable que encuentres en ella algo que no te hace sentir cómodo... ¿Qué es?

3. Haces cosas especiales por esa persona que no haces con otros. Vas a la tienda y le compras un chocolate que le dejas en el escritorio; estás planeando tus vacaciones y al ver algo que crees que le gustaría se lo haces saber.

Todo parece muy inocente, pero esos detalles son pequeños recordatorios de que "existes" para él/ella... Sé honesto, ¿hasta dónde quieres llegar?

4. Le dices a otros: "solo somos amigos". Una enorme señal de que hay algo pasando o a punto de suceder entre tú y esa persona que no es tu pareja, es cuando tus amigos empiezan a poner los ojos en la relación entre ustedes.

No ignores lo que otros te están diciendo y toma en cuenta que si empiezas a defender la relación que tú y esa persona tienen a "capa y espada", para desmentir que exista algo, será porque... ¿Quieres que sí exista algo?

5. Pasas más tiempo fuera de casa y alejado de tu pareja. Empiezas a llegar tarde a casa, sales a más reuniones, te quedas más tiempo en el trabajo, los fines de semana haces un espacio para salir con esa persona... En fin, pasas más tiempo con quien te interesa que con tu pareja. ¿De qué se trata? ¿Por qué le darías más tiempo a alguien más que a la persona con la que mantienes una relación? ¿Te lo has preguntado?

6. Le dices mentiras "blancas" a tu pareja. Si no está pasando nada entre tú y esa persona, ¿para qué alterar a tu pareja? Será mejor decirle alguna mentira inocente a tener que dar explicaciones innecesarias. ¿Es así como piensas?

Realiza un clavado en tu interior y sé honesto contigo mismo, ¿cuáles son los motivos que te llevan a mentir? Si se supone que no pasa nada entre tú y esa persona, ¿por qué tienes que mentir?

7. Te sientes incómodo cuando tu pareja dice algo acerca de esa persona. Es común que por una situación u otra, tu pareja conozca a esa persona que anda rondándote, tal vez porque trabajan juntos o porque es amigo de un amigo.

Debido a eso, es normal que tu novio, esposo (a) hagan algún comentario referente a él/ella. ¿Te molesta? Si te resulta incómodo escuchar algún comentario, es importante explorar tu consciencia y ser honesto acerca de la relación que tienes con cada uno (a).

8. Te luces. Cada vez sonríes más, tu tono de voz es más armónico, hasta más ronco y con un sentido que hasta invita a estar contigo, es normal pues es parte de la manera natural en que coqueteamos; el dilema aquí está en ¿por qué coqueteas? Si te has cachado haciendo esto, deberías tomarte un tiempo para razonar todos tus movimientos.

9. Buscas su próximo encuentro. Si te la pasas pegado a Facebook, Twitter y cualquier red social donde sean "amigos", sólo esperando el momento en que se conecte para que puedan charlar o simplemente hacer presencia, estás esperando también que algo pase entre ustedes.

10. Te sientes más vivo, tus emociones son más fuertes e intensas. Tu estado de ánimo cambia constantemente dependiendo si la persona en cuestión da señales positivas o negativas.

Es normal cuando una persona se encuentra en el "enamoramiento"; incluso, es común que tus emociones no estén en total control.

Es así que cuando se intensifican las sensaciones y los sentimientos, las ganas de querer estar con esa persona aumenten. Ten cuidado, no pelees con el sentimiento, pero no lo nutras.

Toma todas estas sensaciones como un recordatorio de que estás vivo, esos sentimientos irán desapareciendo o bajando de nivel con el tiempo.

Fuente: http://de10.com.mx/14644.html

DJ

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios