¿Cuánto tiempo debes dejar que tus uñas respiren antes de volver a pintarlas?

Si eres de las que ya no recuerdan la última vez que viste tus uñas con su color natural esto te puede interesar. ¿Alguna vez te preguntaste lo que les puede suceder si están cubiertas todo el tiempo?

Cuando éramos niñas nuestras madres y abuelas nos decían que «las uñas necesitan respirar», pero ¿qué hay de cierto en eso?

¿Por qué darles un break?

Resulta que nuestras madres solo querían asustarnos. Las uñas no respiran y no necesitan estar expuestas al aire para estar saludables, sino que reciben sus nutrientes a través del torrente sanguíneo.

Si bien el esmalte no afecta la oxigenación de tus uñas, los expertos recomiendan tomar unas vacaciones de las pinturas porque puede dañarlas de otras formas que quizás no estés teniendo en cuenta:

Utilizar quitaesmaltes con acetona de manera asidua puede secar tus uñas y dejarlas vulnerables frente a cosas más serias como hongos e infecciones. Si usas un esmalte en gel las cosas pueden ser mucho peor porque necesitas más tiempo y esfuerzo para sacártelo. Recomendamos que uses quitaesmaltes sin acetona que, aunque demoran más en disolver la pintura, van a ser mejores para tus manos.

Dejar el esmalte por períodos muy largos puede llevar a una condición llamada «granulación de la queratina» que ocurre cuando una persona se quita el esmalte viejo y se saca la capa superficial de las uñas en el proceso. Así quedan con parches blancos y poco atractivos en las uñas.

Usar colores muy oscuros pueden terminar decolorando tus uñas o volviéndolas de un color amarillento poco saludable.

Por eso tus uñas merecen al menos una semana al mes para estar al natural. Puedes aprovechar esas pequeñas vacaciones para hidratarlas y dejarlas en las mejores condiciones posibles para poder volver a lucirlas con todos los colores del arcoíris.

Fuente: Vix

LR

Categoria: