¿Discutir a menudo con tu pareja podría ser bueno para la relación?

En una relación hay de todo. Pasan los momentos lindos, los feos, y siempre hay discusiones. Con respecto a esto último, y pese a que todas las personas que conozco dicen lo contrario, un estudio publicado en el Journal of Family Psychology asegura que discutir a menudo con la pareja es bueno para la relación. Sigue leyendo y te cuento un poco más.

¿De qué se trata el estudio?

El psicólogo John Gottmann y el matemático James Murray crearon una fórmula matemática que se basa en la reacción de los dos miembros de la pareja frente a una discusión y cuál era su forma de actuar cuando se encontraban solos, además de la influencia que tenían el esposo sobre la esposa y viceversa.

Los científicos evaluaron varios puntos en la pareja para llegar a este resultado. Algunos de ellos fueron el tipo de relación que tenían, cuáles eran las diferentes expresiones de su rostro durante las peleas, qué ritmo cardíaco tenían y cuáles eran los valores de su presión sanguínea.

Luego de ver y analizar las reacciones de varios centenares de parejas, ambos especialistas llegaron a la conclusión de que existe un factor llamado «umbral de negatividad» que determina cuánto va a durar la pareja.

Obtuvieron los resultados luego de estudiar el tipo de respuesta que se daban ambos miembros de la pareja entre sí. Por ejemplo, si respondían en forma positiva ante una provocación o discusión y evitaban acrecentar el problema significaba que tenían un umbral de negatividad muy bajo. En cambio, si pasaba lo contrario y respondían en forma agresiva ante cualquier problema, el umbral era muy elevado.

Gracias a esta fórmula, los científicos supieron cómo predecir si las parejas iban a seguir juntas o terminarían la relación. La fórmula es tan precisa que acierta hasta en un 90 % de los casos.

Cuáles son las conclusiones del estudio

Las conclusiones que los científicos obtuvieron fueron muy simples. Las quejas en tono positivo no dañan nunca la relación. Es más, la fortalecen de una forma u otra. En cambio, si las discusiones son con un tono negativo esto cambia, y provocan un daño irremediable en la relación.

Ahora ya lo sabes: las peleas con un cariz positivo fortalecen la pareja, mientras que un camino más violento probablemente desemboque en un final para nada feliz.

Fuente: Vix

LR

Categoria: