Lo que los hombres quieren en la cama (y no lo vas a creer)

Lo que los hombres quieren en la cama (y no lo vas a creer)

¿Qué quieren los hombres en la cama? ¿Sexo duro? ¿Oral? ¿Anal? Pues no, amigos. Quieren amor (o, al menos, que lo parezca). Un nuevo estudio realizado entre más de 2.000 personas en Estados Unidos, realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Bloomington, en la Universidad de Indiana, ha determinado que el romance y el afecto son algunas de las conductas sexuales más atractivas entre hombres y mujeres. Hablamos de besos, abrazos y caricias.

Los resultados de la investigación, publicados en 'Journal Plos', han sido especialmente llamativos para los autores, ya que desmiente el estereotipo masculino de que a los varones no les gusta el 'soft sex' o 'sexo vainilla'. "Al contrario de lo que se piensa, los comportamientos sexuales más atractivos para ambos, incluso para los hombres, son los románticos y afectuosos", dijo la autora principal de la publicación, Debby Herbenick, a 'Science Daily'.

Aunque dominar el Kamasutra está muy bien, ya hemos visto que ambos sexos prefieren el contacto, una relación sexual que 'imite' al amor

El estudio es claro: a ellos les encantan los besos durante el coito, los abrazos, escuchar y decir cosas dulces de su pareja, así como que haya un ambiente romántico y cálido para el sexo.

Para llegar a tales conclusiones se preguntó a 975 hombres y a 1.046 mujeres, de edades comprendidas entre 18 y 91 años, acerca de las conductas sexuales que les atraían y cuáles habían probado. De todos ellos, el 91% se declararon heterosexuales.

Diferencias entre ellos y ellas

Si estás pensando que los participantes de esta encuesta eran mojigatos, estás más que equivocado. Más del 80% habían probado la masturbación, el sexo vaginal y el oral. En cuanto al sexo anal, el 43% de los hombres (activos) y el 37% de las mujeres (pasivas) declaró haberlo practicado.

Mientras, el 65% de ellos había compartido imágenes desnudas o semidesnudas, cifra un 11% más alta que en el caso de ellas. En cuanto a la masturbación, el 21% declaró no haberlo hecho nunca, en comparación con el 8% de los varones.

Donde ambos sexos se pusieron de acuerdo en cuanto a prácticas sexuales fue en los azotes, la masturbación con compañeros, juegos de rol y de dominación, sexo oral y en tener relaciones sexuales en público.

Asimismo, todos estaban de acuerdo en que lo que veían más atractivo en las relaciones sexuales era el comportamiento asociado con el romance y el afecto. Al respecto, el 39% de ellos y ellas confesó que le encantaba decir cosas dulces o románicas durante el acto, y el 33% afirmó que hacerlo en una habitación con aire romántico le gustaba. Además, el 52% aseguró que les gustaba la idea de dar y recibir caricias.

El sexo que a ambos les gusta

Aunque dominar el Kamasutra está muy bien, ya hemos visto que lo que ambos sexos prefieren es el contacto, una relación sexual que se asemeje al amor. Es justo lo que predica en 'soft sex'. Esta clase de relaciones sexuales son muy simples, tanto que todo el mundo se olvida de ponerlas en práctica. Aquí no hay azotes, látigos ni palabras obscenas. Tampoco hay posturitas ni acabas con decenas de agujetas al día siguiente. Hay conexión, química, contacto, besos, trasmisión de emociones y orgasmo asegurado.

El estudio es claro: a ellos les encantan los besos durante el coito, los abrazos, decir cosas dulces de su pareja y que haya un ambiente romántico

Reduce tu repertorio a posturas sencillas, como el misionero. Ambos lo hacen como si de verdad se quisieran, mirándose durante las penetraciones y haciéndolo abrazados. Las manos de ambos recorren el cuerpo del otro. Todo ello multiplica la sensación de conexión con el compañero sexual, motivando así que el clímax sea mucho más intenso y espectacular.

En esta modalidad no hay sumiso ni dominante. Es un intercambio de placer de igual a igual, donde el cuerpo y la mente de ambos se funden en uno. Es la clase de sexo que suelen dominar los hombres maduros. El coito natural, sin colorantes ni artificios. El de toda la vida. Es tan simple como el placer por el placer. Para los más jóvenes, lo decimos claro: no se trata de follar, sino de hacer el amor (aunque no exista dicho sentimiento).

Fuente: elconfidencial / MF

Categoria: