Pareja: los beneficios de “cronometrar” el sexo

Pareja: los beneficios de “cronometrar” el sexo

¿Mejorar su vida en pareja está entre las metas para este nuevo año? Entonces continúe con la lectura, más allá de que ciertos tips lo sorprendan·Es que una serie de estudios determinaron que llevar un horario para tener sexo puede mantener viva la llama y que no hay que esperar a “estar de humor” para intimar· Aquí, los consejos

Tener menos sexo espontáneo. No hay que esperar a que uno se sienta excitado por arte de magia sino animarse a deshacer la cama. De hecho, un estudio británico halló que los matrimonios que arman una cita al menos una vez al mes tienen menos chances de separarse. En la misma línea, el terapista sexual estadounidense Ian Kerner opina que el sexo planeado es el mejor sexo. “Hay que empezar a guardarse en el calendario días para copular. Así es la única manera de recuperar la frecuencia de las relaciones”, indicó el experto.

Una vez por semana es suficiente. Un estudio realizado en 2016 demostró que las parejas que tenían sexo más de una vez por semana no eran más felices que quienes lo practicaban cada siete días. De hecho, el trabajo perteneciente a la Universidad de Catar, dice que pasarse de esa frecuencia podía hacer mermar el deseo.

Cinco minutos es suficiente. Científicos australianos determinaron que el tiempo promedio de penetración entre parejas heterosexuales es de 5,44 minutos. El análisis, que abarcó marcas que iban desde los 33 segundos a los 44 minutos, mostró que las relaciones sexuales no deben ser tan largas para resultar satisfactorias.

No preocuparse por el envejecimiento. Según expertos, las personas de 40 años tienen a esa edad mejor sexo en comparación a cuando eran más jóvenes. Es que los individuos maduros son más aventureros, creativos y más dispuestos a probar cosas nuevas.

Tener buen sexo también requiere esfuerzo. Un trabajo canadiense sobre 1900 personas reveló que aquellas parejas duraderas que mejor vida sexual tenían eran las que habían aceptado que para tener relaciones placenteras se necesitaba dedicación. Las menos satisfechas eran las que pensaban que si su compañero era “el indicado”, el buen sexo llegaría por sí solo.

Fuente: Derf

PS

Categoria: