Remedios caseros para el estreñimiento severo

Remedios caseros para el estreñimiento severo

Una dieta equilibrada y rica en fibra no solo te ayudará a mejorar el movimiento intestinal, también se encargará de evitar el estreñimiento. Recuerda acompañarla de abundante agua. El estreñimiento es un problema que nos ha afectado a todos alguna vez en nuestra vida, haciéndose cada vez más frecuente mientras llegamos a la adultez.

Este puede aparecer por:

Mantener una dieta desequilibrada, repleta de harinas y grasas
No consumir suficiente fibra
Beber muy poca agua
No hacer ejercicio de forma habitual
Consumo de algunos medicamentos
Además de provocar incapacidad para ir al baño correctamente debido a las heces sólidas, este problema también favorece la aparición de:

Gases y cólicos
Dolor continuo en el área abdominal y rectal
Estrés
Aunque el estreñimiento no es considerado un problema de gran magnitud, debe tratarse a tiempo antes de que se dañen los nervios de los intestinos y olviden cómo movilizar las heces.

Si deseas saber cómo aliviar el estreñimiento fácilmente con remedios caseros, continúa leyendo este artículo.

1. El tomate como remedio para el estreñimiento

El tomate es un fruto que contiene altos niveles en fibras, y puede ser consumido de una gran variedad de formas, tanto crudo como cocido, en ensaladas, salsas y jugos.

Si quieres aliviar el estreñimiento rápidamente, te recomendamos prepararlo de la siguiente manera:

Ingredientes

4 tomates
2 cucharadas de azúcar (20 g)
4 tazas de agua (1 litro)

Preparación

Pela los 4 tomates y pícalos tan pequeños como puedas.
Ponlos en una olla y espolvorea las 2 cucharadas de azúcar por encima.
Añade el litro de agua y deja que se cocinen durante, al menos, 45 minutos, removiendo frecuentemente.
Retíralo del fuego y deja reposar.
Vierte la mezcla en un frasco y mételo en la nevera.

Modo de consumo

Toma el preparado frío, en ayunas, durante al menos 3 días.

2. Las ciruelas

Las ciruelas son muy populares por estar llenas de antioxidantes, potasio, hierro, vitamina A y, además, ser un laxante natural.

Te recomendamos comer 1 taza de ciruelas (150 g) en el desayuno durante al menos 4 días.
Esto no solo te permitirá activar los procesos intestinales, también ayudará a que estos órganos se mantengan sanos y en funcionamiento.

3. La miel te ayudará con tus problemas intestinales

La miel es conocida por sus múltiples propiedades, y entre las que destaca la de favorecer notablemente los procesos intestinales.

Ingredientes

1 vaso de agua (200 ml)
1 cucharada de miel pura (25 g)

Preparación

En una olla añade el vaso de agua y llévalo a ebullición durante, al menos, 10 minutos.
Pasado el tiempo indicado, apaga el fuego y agrega la cucharada de miel.
Dejar reposar durante 7 minutos.
Beber mientras siga tibio.

Modo de consumo

Bebe esta mezcla todas las noches antes de dormir y por las mañanas, en ayunas, durante una semana.

4. Remedio de aceite de oliva y limón

Estos dos componentes son capaces de convertirse en un maravilloso laxante natural, que ayudará a mejorar el movimiento intestinal y eliminar el estreñimiento rápidamente.

Ingredientes

El jugo de ½ limón
1 cucharada de aceite de oliva (16 g)
1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

Exprimir el zumo del limón y colarlo.
En una olla añade el vaso de agua junto con el zumo del limón.
Deja hervir durante 5 minutos y apaga.
Agrega la cucharada de aceite de oliva y deja reposar hasta que esté tibio.

Modo de consumo

Bebe esta mezcla todas las mañanas, en ayunas, durante al menos 5 días.

5. La avena y el yogur para el estreñimiento

La avena es un cereal repleto minerales, hidratos de carbono, vitaminas y fibras.

Esta no solo ayuda a combatir el sobrepeso y el colesterol, sino que también es capaz de aliviar problemas digestivos como el estreñimiento.

Al mismo tiempo, el yogur ayuda a combatir el estreñimiento mientras favorece la flora intestinal, permitiendo una correcta absorción de los nutrientes.

Ingredientes

5 cucharadas de avena (50 g)
4 yogures naturales (500 g)

Preparación

Mezclar los copos de avena directamente con el yogur.
Dejar reposar durante, al menos, 20 minutos.
Consúmelo a lo largo de la jornada.

Fuente: mejorconsalud / MF

Categoria: