Santiago Canton, secretario ejecutivo de la CIDH, dejará su cargo a finales de 2012

"Ésa es la mejor garantía para otros diez años de excelencia", explicó el argentino.

Canton admitió que ha soportado presiones por parte del Gobierno de Venezuela y también de otros Estados para que renunciara desde hace varios años.

"Es de conocimiento público que el Gobierno de Venezuela ha expresado en reiteradas ocasiones su interés en que el secretario ejecutivo, yo, salga de la CIDH", explicó.

Esa presión comenzó a raíz del golpe de Estado de abril de 2002 en Venezuela, cuando el Gobierno del presidente Hugo Chávez acusó a Canton de haber reconocido entonces al breve gobierno de facto que encabezó el empresario Pedro Carmona.

Según Caracas, la CIDH sabía lo que había ocurrido en el golpe pero en lugar de condenarlo lo justificó en un comunicado oficial.

El Gobierno venezolano afirma que el 12 de abril de 2002, Canton recibió una solicitud de medidas cautelares a favor del presidente, pero en lugar de otorgarlas, éste se limitó a solicitar al canciller de facto, José Iturbe Rodríguez, información sobre el "señor" Chávez reconociéndolo, además, como un "excelentísimo canciller".

Desde entonces en cada sesión pública Caracas ataca personalmente a Canton y denuncia que la CIDH ha perdido su imparcialidad.

"La CIDH ha mostrado su independencia en cuanto a la presión existente del Estado venezolano y también de otros en relación a su secretario ejecutivo y eso ha sido algo histórico en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos", afirmó.

Expresó su esperanza en que, a partir de su renuncia en 2012, la CIDH pueda finalmente viajar a Venezuela, cuyo Gobierno siempre ha denegado las reiteradas solicitudes de la Comisión.

"Ojalá sirva para que la CIDH pueda viajar a Venezuela y realizar informes sobre la situación de derechos humanos en Venezuela, porque en definitiva ése es el principal objetivo de la Comisión: el de asegurar la protección de los derechos humanos a todas las personas en Venezuela, que hoy en día la Comisión no lo puede hacer", dijo.

La presidenta de turno de la CIDH, la estadounidense Dinah Shelton, reiteró la confianza que la Comisión ha depositado siempre en Canton sin haber dudado nunca de él y precisamente en una audiencia en este periodo de sesiones ha frenado "una vez más" los ataques personales de Venezuela contra el argentino.

El primer vicepresidente, José de Jesús Orozco Henríquez, dijo que Canton "todavía es necesario y esperamos contar con él y con su excelente equipo" de trabajo hasta que se marche, algo que, dijo, ha permitido que la CIDH haya podido desempeñar su mandato en condiciones óptimas pese a la escasez de recursos, destacó.

El secretario ejecutivo ha presentado un proyecto de reforma de un artículo del reglamento de la CIDH que se refiere a la elección y la función del secretario Ejecutivo.

En concreto, se limita ahora a cuatro años el mandato del titular de la CIDH, renovable por otro periodo más.

Según este procedimiento, se publicarán los currículum de los candidatos para que la sociedad civil pueda opinar sobre ellos antes de que los comisionados elijan al secretario.

Bajo el proyecto, se podrán presentar candidaturas hasta el 12 de mayo de 2012 y la elección definitiva tendrá lugar en julio. EFE

Categoria: