¿Se puede agrandar el pene?


Todos los días nos llegan decenas de “correos basura” prometiendo milagros. ¿Habrá algo de cierto...? Sea por vivir en la sociedad de la imagen, por inseguridad propia, por no poder desprenderse de ciertos mitos, o por simple curiosidad, una gran parte de los hombres parecen estar interesados en la perspectiva de alargar el tamaño del pene.

De hecho, según varias fuentes, entre el noventa y noventa cinco por ciento de lo hombres no son felices con el tamaño que tienen.

Pero otro hecho interesante es que el noventa por ciento de los hombres, a pesar de todas las especulaciones que se hagan al respecto, tiene aproximadamente la misma longitud peneana cuando su miembro está en erección: alrededor de quince centímetros. La conclusión obvia parece ser que ninguno de los hombres está contento con ser simplemente parte del "promedio", sino que desean algo más…

El tamaño del pene, o lo que muchos perciben como corto, a menudo parece estar directamente relacionado con los niveles de amor propio, la confianza y la percepción de la masculinidad.

Se dice que a las mujeres esto no les importa demasiado, pues el tamaño del pene está bastante debajo dentro de la lista de atributos físicos importantes en un hombre. Pero por supuesto, también existen informes que indican lo contrario, como los resultados de un estudio realizado por una firma de preservativos que señalaba que casi el setenta por ciento de las mujeres se sentía infeliz con el tamaño del pene de su pareja. Sea este el caso o no, el tamaño del pene es definitivamente un tema más para los hombres que para las mujeres.

Los métodos más populares para agrandar el pene

Existen varios métodos de agrandamiento del pene disponibles en la actualidad, todos los cuales afirman ser la manera más efectiva de aumentar el tamaño del pene. Existe también muchísima información disponible acerca de estos métodos. Pero lamentablemente, las fuentes tienden a estar influenciadas subjetivamente por la cuestión comercial, resaltando un método por sobre otro sólo para lograr venderlo.

Los siguientes, son los métodos que se conocen en la actualidad para aumentar el tamaño del pene:

Agrandamiento natural del pene:

Se basa en la realización de ejercicios especiales, como el Jelq.
Cirugía de agrandamiento peneano: Procedimientos quirúrgicos desarrollados para alargar y engrosar el pene.

Bombeo peneano:

El uso de dispositivos diseñados para crear vacío y hacer que ingrese más sangre al pene.

Suplementos:

Preparaciones que contienen una variedad de hierbas, vitaminas y oligoelementos. Todos estos métodos han ganado muchísima popularidad en los últimos años. Sin embargo, los mismos proporcionan variados niveles de eficacia. Además, los costos varían extensamente entre cada uno, así como el grado de dedicación personal requerida para lograr resultados.

Lo más importante, es que cada método tiene potenciales efectos adversos secundarios, que también deben ser tomados en cuenta.

Ejercicios naturales

Ampliación Natural del Pene es el término utilizado para describir el uso de ejercicios como una manera de aumentar el tamaño del pene. Con la llegada de Internet, el método ha ganado muchísima popularidad, y es una opción relativamente económica.

Todos los ejercicios y sus diferentes variantes son sumamente sencillos de realizar. Sin embargo, se necesita mucha dedicación y compromiso para seguir una rutina cuidadosamente planeada. Al igual que con cualquier tipo del ejercicio, lleva un tiempo poder ver los beneficios. Sin embargo, algunas personas que los han realizado rutinariamente afirman que es posible ganar por lo menos dos centímetros de longitud en el pene en erección dentro de los tres meses, y una proporción semejante en el ancho.

Respecto al tema de seguridad, la ampliación natural de pene es probablemente el método más seguro disponible. Realizar los ejercicios correctamente y sin sobreexigirse, es la clave del éxito.

Cirugía de agrandamiento peneano

La creciente popularidad de la cirugía plástica de agrandamiento del pene, es verdaderamente sorprendente. Pero aunque la cirugía permanece siendo el único método de ampliación del pene reconocido por la profesión médica, es extremadamente polémico. Muchos cirujanos plásticos se rehúsan a llevar a cabo los procedimientos o han dejado de realizarlos a causa de los riesgos implicados, así como las complicaciones que podrían surgir.
De hecho, varias organizaciones muy reconocidas consideran que, todavía, las técnicas utilizadas en la cirugía de ampliación del pene son de alto riesgo y que la seguridad y eficacia de los procedimientos todavía no fueron completamente establecidas.

Bombas de vacío

El principio del bombeo es aumentar el volumen de sangre que se tiene en un pene erecto, mediante la aplicación de un vacío. Esto implica colocar el pene dentro de un cilindro de acrílico transparente, con un sello hermético en la base. Mediante el uso de un bombeador manual o eléctrico conectada al cilindro, el aire es extraído, creando un vacío parcial alrededor del pene. Este vacío fuerza la entrada de un volumen más alto de sangre en el pene, lo cual tendrá como resultado un aumento inmediato tanto en la longitud como en el ancho.

Aunque ciertamente se logren aumentos temporarios en el tamaño del pene, es discutible si el bombeo regular tiene como resultado ganancias permanentes. Según señalan personas que han realizado esta práctica por mucho tiempo, es posible aumentar el tamaño de forma permanente en entre dos y cinco centímetros de largo y más de dos centímetros de ancho.

Si el bombeo se realiza correctamente y no demasiado vigorosamente, esta actividad es moderadamente segura. Los problemas surgen en general cuando el pene está sobre bombeado, en una tentativa por aumentar el tamaño tan rápidamente como sea posible.

Suplementos

Los fabricantes de las preparaciones disponibles para tal efecto afirman simplemente tomando un par de píldoras al día es posible que dentro de los dos a tres meses se experimenten importantes aumentos de hasta siete centímetros en la longitud del pene.

Que estas preparaciones pueden producir tales milagrosos resultados todavía debería ser comprobado científicamente.

Sin embargo, las mismas están siendo cada vez más populares y merecen ser evaluadas más de cerca.

Individualmente, estas hierbas son conocidas por mejorar el flujo de sangre al pene, aumentar el apetito sexual mediante el aumento de la producción de hormonas sexuales, como la testosterona, o actuar como estimulantes que aumentan los niveles de energía. Varias de ellas son utilizadas en tratamientos muy efectivos contra la impotencia. Muchas de estas hierbas a menudo se combinan y son conocidas por trabajar sinérgicamente, pues sus efectos se potencian cuándo se ingieren en conjunto.

Sin embargo, no está comprobado que las combinaciones específicas encontradas dentro de los suplementos de ampliación del pene puedan, con el tiempo, aumentar efectivamente el tamaño del pene.

Fuente:
Enplenitud.com

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal