Científicos crean un sistema celular vivo capaz de tomar decisiones complejas