Tiene fiebre: qué hacer

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha elaborado una guía para personas al cuidado de menores con fiebre en la que expone qué tenemos que hacer cuando el niño tiene fiebre.

El objetivo es ofrecer respuestas sencillas a una serie de preguntas que nos pueden surgir, aunque debemos tener en cuenta que éstas no reemplazan la visita al médico, sino que se trata de información complementaria a las indicaciones del profesional.

Se considera fiebre a una temperatura de 38º o superior. En la mayoría de los casos se debe a una infección.
Para medirla se debe utilizar un termómetro, preferiblemente digital, que se debe colocar con cuidado en recto, boca o axila para no ocasionar lesiones. El tiempo aconsejado es de 2 minutos en el recto y en la boca y axila 4 minutos.

En su momento hablamos de medidas para bajar la fiebre. Se pueden tomar medidas físicas como quitar el exceso de ropa, bañar en agua tibia y dar líquidos abundantes o bien suministrar medicamentos antitérmicos como el paracetamol o ibuprofeno. Este último no es recomendable para menores de 6 meses y no debe utilizarse en caso de vómitos continuados. Tampoco es aconsejable utilizar el ácido acetilsalicílico ni antibióticos.

A partir de los 38º (no ocurre necesariamente con fiebre muy alta) el niño puede sufrir convulsiones febriles. Se da entre el 3 y el 5% de los niños y es más habitual en los de 1 a 2 años. Para saber cómo son y qué debes hacer puedes consultar este post.

La fiebre puede durar entre 3 días y una semana. Es aconsejable comer alimentos ricos en calorías pero ligeros para digerir y beber abundante líquido para evitar la deshidratación.

Acudir a urgencias cuando la temperatura sea superior a 40º C, el menor tenga alguna enfermedad crónica grave, rigidez de nuca, convulsiones, manchas en la piel o dificultad para respirar.

Fuente:
Bebes y Mas.com

Categoria: